•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estudio presentado por la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic) revela que en el período 2006-2016  hubo una inversión directa extranjera, relacionada a la explotación de oro y plata, de US$917.8 millones y que el 73.1% de esa inversión, es decir, US$670.6 millones se invirtió en los último cinco años. 

Los resultados de la investigación titulada Análisis de la Actividad Minera en Nicaragua 2006-2016 fueron presentados ayer por Caminic, que ve con entusiasmo un posible incremento del 30%  de la producción minera, cuando en los próximos meses inicien operaciones dos compañías que gestionan en estos momentos los permisos de explotación, indicó Sergio Murillo, secretario de Caminic.

Se estima una inversión de US$60 millones entre ambas empresas, lo que dinamizará la actividad minera explicó Murillo.  “Hay dos empresas en el proceso de obtención de los permisos ambientales, la empresa Cóndor y Gold Belt, lo que significa más inversión, más empleo, más exportaciones. Como Cámara impulsamos el inicio de esas operaciones que podrían incrementar un 30% la productividad, una vez que entren en operaciones”, señaló el secretario de Caminic. 

“Durante lo que resta del año pensamos que podrían obtener los permisos para comenzar operaciones, la expectativa es que el próximo año pudieran iniciar el proceso de explotación. Podemos estimar que entre las dos empresas pudiesen estar invirtiendo unos US$60 millones”, recalcó Murillo.

Lea además: Suben las exportaciones de oro en el primer cuatrimestre de 2017 

Sobre el estudio presentado Murillo dijo que “revela que el sector minero es motor impulsor del desarrollo de la economía de Nicaragua, eso nos deja grandes retos como continuar siendo líderes en la generación de inversiones, en el aprovechamiento de manera responsable y sostenible de los recursos naturales”. 

La actividad de explotación de Minas y Canteras tuvo un crecimiento promedio anual de 9.2% en el período 2009-2016. El sector fue impulsado por la inversión extranjera que ha permitido que la minería represente el 1.5% del Producto Interno Bruto del País. 

En relación al crecimiento promedio anual de la producción de oro, esta ha sido de 9.3% en los últimos cinco años. En 2016 se produjeron 267,800 onza troy de oro, que permitió sumar en exportaciones la cantidad de US$317.9 millones, pero la suma total de las exportaciones de productos mineros en el 2016 fue de US$372.2  millones.

Más empleos

El número de trabajadores formales en el sector minero es de 4,983 y representa el 0.58% del empleo formal del país. El informe también destaca que el salario promedio mensual en el sector minero es de US$712.09, lo que equivale a 1.62 veces el costo promedio anual de la canasta básica de 53 productos. El poder adquisitivo del salario de los colaboradores del sector minero ha crecido 2.8% como promedio anual.

Además del crecimiento y la estabilidad del sector minero, “también es importante destacar que se han establecido planteles para la minería artesanal,  están en las localidades mineras como Bonanza, La Libertad y Mina Limón, esto se ha desarrollado con la Cámara de Minas y ha permitido al pequeño minero un lugar para procesar su broza  y de esa manera se evita y reduce la utilización del mercurio”, destacó Salvador Mansell, titular del Ministerio de Energía y Minas (MEN).   Casi un “30% de la producción de oro está en manos de la pequeña minería artesanal”, destacó Mansell agregando que la recién autorizada Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas) está en proceso de organización y “una de sus obligaciones es presentar todo el mapeo de los lugares de reserva y hábiles para la explotación”.   

Hasta el 2017 la superficie concesionada para la explotación de la minería metálica es de 9, 376.29 kilómetros cuadrados, equivalente al 7.9% del espacio terrestre nacional. No obstante, en la producción actual, que encabezan las compañías Hemco y B2Gold, solo se utilizan 349.37 kilómetros cuadrados, es decir, un 0.29% del territorio nacional.  

Encadenamiento con otros sectores

“El estudio desmitifica  aspectos sobre la industria minera. En cuanto al tema del territorio nacional dedicado a la explotación quedó claro que apenas es de un 0.29%. También se nos ha señalado como sector isla, cuando se demuestra que somos un sector base que establece el encadenamiento de una serie de actividades y de servicios”, comentó Marcela Castillo, vicepresidenta de relaciones empresariales de la empresa minera Hemco.

“Trabajamos con unos 5,000 mineros artesanales, por primera vez nos vemos como socios, reciben un portafolio de beneficios, destinamos unas plantas exclusivas para el procesamiento donde no se utiliza mercurio, tienen tecnología amigable con el medioambiente y el minero artesanal recibe más por el mismo mineral, por la eficiencia de estas plantas”, agregó Castillo. 

Por su parte José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) destacó que el estudio demuestra que la minería “ha servido como un factor de encadenamiento que antes no existía en las comunidades donde están las empresas mineras. 

Hoy vemos sucursales bancarias en lugares donde nunca se imaginó. Estamos dándole ese acceso al financiamiento que antes no se tenía, esto significa servicios financieros, de energía, de combustibles, asesorías, ventas de seguros, que están encadenados a la actividad  minera”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus