Secciones
Multimedia

Sorgueros tienen garantizado el mercado para su producción

Foto por: Oscar Sánchez.

Incrementan su productividad.

El Programa Impulsor, de Cargill y TechnoServe, ha apoyado a 415 productores y productora de sorgo del país, de los cuales 24% son mujeres.

Para el pequeño productor Luis Carlos Torres, de la comarca El Papalonal, de La Paz Centro (León), fue toda una sorpresa cosechar 84 quintales de sorgo por manzana el año pasado, cuando antes solo llegaba a los 45 quintales.

“Logramos tener una buena cosecha. Nos asustamos al tener esos rendimientos, aunque sabíamos que esta vez estábamos haciendo lo correcto”, contó Torres.

Era la primera vez que experimentaba la siembra de sorgo con semillas híbridas, ya que antes sembraba entre tres a cinco manzanas con otras variedades, para alimentar al ganado.

El productor además comenzó a hacer uso de las buenas prácticas agrícolas y a aplicar fertilizantes, como se los recomendaban los técnicos de un programa impulsado por la empresa Cargill de Nicaragua y la organización TechnoServe. “Los costos fueron compensados con la producción que tuvimos y también fue la primera vez que vendimos a la empresa Cargill, porque aunque nuestra producción (de sorgo) sea poca solo el hecho de tenerlo guardado es lo peor que nos puede pasar. Haber vendido ésta vez fue un gran logro”, manifestó el pequeño agricultor.

La historia de Salvadora López Picado, de Malpaisillo (León), es similar a la de Torres.La productora, de 54 años, antes sembraba sorgo en un área de entre una y tres manzanas, pero cuando comenzó a trabajar con el Programa Impulsor se decidió a sembrar 17 manzanas.

“Con este programa hemos aprendido que debemos pasar de la siembra de la semilla criolla a las híbridas para mejorar nuestros rendimientos, calcular nuestros costos de producción y salir adelante con más quintales producidos. Pero para eso debemos hacer una mejor preparación del suelo, aplicando las técnicas que nos han enseñado en los entrenamientos, respetar las distancias de siembra que indicaron y de esa manera fue que logramos salir adelante”, refirió López.

Ambos productores destacaron que ese programa les ha permitido conocer cómo contrarrestar la plaga que afectó a muchos productores de sorgo del país, conocida como pulgón amarillo.

Asimismo, subrayaron el beneficio que han obtenido al tener un mercado seguro, ya que firmaron contratos de compra-venta con Cargill.

“También logramos otro beneficio y fue la venta del sorgo a Cargill. Antes los comerciantes llegaban hasta los sembradíos o a las casas y lo más que nos pagaban eran C$200 por quintal, pero este año vendimos mejor, porque no hubo descuentos por humedad o peso”, comentó la productora López.

Felipe Antonio Reyes, de Calle Real de Tolapa, de Malpaisillo (León), obtuvo rendimientos de 63 quintales de sorgo por manzana. 

Aunque su rendimiento es menor que el del productor Luis Carlos Torres, considera que es una “buena cosecha” y que lo consiguió a través de un buen manejo del cultivo.

“Cuando salió la cosecha le vendí a Cargill, por segundo año. Me he sentido feliz, porque a los comerciantes les hemos vendido hasta en C$200 el quintal. Ahora tenemos un precio fijo y de esa manera uno ya sabe de cuánto va a disponer”, aseguró Reyes.

Gracias a las ganancias que ha obtenido este agricultor, ha logrado reinvertir sus recursos: “Con la venta del grano, guardé el dinero para la próxima siembra y también aproveché para sumar a mis ahorros y comprarme un vehículo que uso para cargar los insumos y algunos trabajadores”, mencionó.

El Programa Impulsor, de Cargill y TechnoServe, ha apoyado a 415 productores y productora de sorgo del país, de los cuales 24% son mujeres.

Ese apoyo les ha permitido tener negocios más rentables, según TechnoServe. “Los pequeños productores de occidente de Nicaragua que han trabajado con el Programa Impulsor han aumentado su rentabilidad en 213%”, afirmó la organización.

De acuerdo con TechnoServe, los productores atendidos han sembrado 1,327 manzanas con las nuevas semillas de sorgo, desarrolladas por el Programa Impulsor.

“Entre 2015 y 2016, los pequeños productores que han trabajado con el Programa Impulsor vendieron 42,589 quintales de sorgo a Cargill, generando US$513,192”, aseveró.