•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (UNA) desarrollan distintas actividades como parte de sus prácticas profesionales en Santa Teresa y La Conquista, dos municipios importantes del departamento de Carazo.

Vincular la teoría con la práctica como complemento de la formación académica de los estudiantes de la carrera de desarrollo rural es lo que pretende esta institución educativa al enviarlos a las comunidades.

Según la coordinadora de dicha carrera, Yadira Carrillo Ruiz, los alumnos son de tercer y cuarto año y hacen sus prácticas profesionales en las zonas rurales.

“El desarrollo rural se hace con la gente y para la gente, la teoría se combina con la práctica; hemos escogido tres zonas rurales de La Conquista y tres de Santa Teresa; los muchachos contribuyen con los productores para que se proyecten, están haciendo mapeo, encuestas, estrategias de desarrollo para impulsar el desarrollo de la zona”, explicó Carrillo.

En todo el país

Además explicó que son ocho los estudiantes que están trabajando en Carazo, pero que a nivel nacional hay 48, los que se preparan en el campo para luego hacer su defensa monográfica, dejando así un legado que puede servir a los lugareños, ya sea a corto o mediano plazo.

La experiencia y el aporte científico de  estos futuros profesionales ya se han dejado sentir en la población rural, siendo las más visitadas Loma de Viento y La Pitilla, en el municipio de Santa Teresa.

“En Loma de Viento, estamos realizando afiches que sirvan como mapa al turista, además realizamos un mapa del lugar, donde vemos los pros y los contras, ya que se quiere impulsar el lugar como un centro turístico de montaña; hemos llegado a la conclusión de que el lugar es excelente, pero que necesita el apoyo de la misma población comunitaria; es una experiencia única y como estudiante veo que no solo es teoría, sino también es práctica que nos hace mejores profesionales”, expresó Yesser Medina.

Fuentes de agua 

Por su parte, Rudy Hemsly Sinclair Godínez, estudiante de la carrera de desarrollo rural, dijo que durante las prácticas “realizamos encuestas, vimos cuántos pozos hay secos y cuántos tienen agua, hicimos un mapeo de la zona y creo que los habitantes han sido de mucha importancia, ya que son ellos quienes nos han brindado toda la información para que  podamos desarrollar nuestros trabajos, con el fin de  ayudarlos a ellos también en su desarrollo comunitario; ya logramos contactar a los encargados del CAPS, para ver de qué manera se pueden instalar las tuberías para que el agua potable llegue a las zonas donde no hay”.

Convivir y adquirir experiencia a través de la observación de campo y el método experimental con los principales actores clave ha sido, para estos jóvenes de la UNA, una oportunidad de crecimiento profesional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus