•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Veinte y seis iniciativas de negocios fueron creadas por 162 jóvenes de zonas rurales del país, por medio del proyecto “Educación técnica de calidad y desarrollo económico para jóvenes rurales y sus comunidades”. 

El proyecto forma parte del programa Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT), de Fundación Fabretto, que se enfocó en la capacitación técnica de jóvenes de zonas rurales, con acceso limitado a la educación, con el aval del Ministerio de Educación (Mined).

Según Fundación Fabretto, 82 de los jóvenes capacitados son mujeres.  La organización afirmó que se les brindó educación de calidad y muchas clases prácticas, adaptadas al entorno rural.
Los jóvenes beneficiados son originarios de San José de Cusmapa y Las Sabanas, del departamento de Madriz. “La promesa para el desarrollo de nuestro país está en el campo, en los jóvenes, que solo esperan una oportunidad de formación para crecer y aportar”, comentó Marcia Gómez, coordinadora del programa.

De acuerdo con Fundación Fabretto, en ese proyecto se invirtieron 85,559 euros.

Emprendimientos

Como parte del proyecto mencionado, y con el objetivo de fomentar las habilidades de crear emprendimientos por parte de los jóvenes, se desarrolló la iniciativa “Reto Empresarial”, mediante el cual las muchachas y muchachos presentaron sus iniciativas de negocios.

Estas fueron calificadas por jurados, tanto nacionales, como internacionales, para seleccionar a los mejores.

María Gómez destacó que hubo proyectos de acopio de granos, apicultura, un comedor para turistas en el Cañón de Somoto, entre otros. 

Fundación Fabretto especificó que nueve, de los 26 proyectos, obtuvieron capital semilla para iniciar sus pequeños negocios.

Los tres primeros lugares obtuvieron US$300, los siguientes tres proyectos ganadores (cuarto, quinto y sexto lugar), recibieron US$200 y finalmente los siguientes tres ganadores (séptimo, octavo y quinto lugar), US$100.

“A través de actividades que fomentan el emprendimiento, como el Reto Empresarial, los jóvenes de zonas rurales logran ser autosuficientes, convertirse en líderes comunitarios y romper con el ciclo de la pobreza”, expresó Kevin Marinacci, director ejecutivo de Fundación Fabretto.

María Martínez (de Las Sabanas), beneficiada con el proyecto, dijo que se sentía agradecida por todo el aprendizaje que le brindó el proyecto. Además, de acuerdo con la organización, a través de esas capacitaciones técnicas los jóvenes rurales logran desarrollar la empleabilidad y generan ingresos para sus familias y aportes al desarrollo económico de sus comunidades.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus