•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El crecimiento de la economía estadounidense se aceleró fuertemente en el segundo trimestre de 2017 y fue el mayor en dos años, de acuerdo con la segunda estimación del Departamento de Comercio divulgada el miércoles.

De abril a junio, el Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos creció 3,0% en ritmo anual, según datos corregidos de variaciones estacionales, contra un aumento de 1,2% en el primer trimestre.

La primera estimación para el segundo trimestre había sido de un crecimiento de 2,6%.

Esta nueva estimación supera las previsiones de los analistas, que pronosticaban un aumento de 2,7% del PIB.

El consumo jugó su tradicional papel de locomotora de la economía tras aumentar 3,3% (2,8% en la estimación previa), contra 1,9% en el primer trimestre.

El PIB se aceleró a su mayor ritmo en dos años.

No obstante, el crecimiento de la primera mitad del año se ubica en 2,1%, aún por debajo del promedio de 2,2% registrado en los últimos tres años.

El gobierno del presidente Donald Trump prometió devolver a la mayor economía del mundo un crecimiento anual sostenido de 3% o más con rebajas de impuestos y menos regulaciones junto con un aumento del comercio.

Muchos economistas consideran que esta pretensión puede estar alejada de la realidad y la agenda de Trump para favorecer el crecimiento está parada en el Congreso.

Trump negocia con miembros de su propio Partido Republicano, que el mes entrante deberán aprobar un aumento del tope de la deuda del gobierno federal, el presupuesto y la asistencia a las áreas afectadas por el huracán Harvey,

La segunda estimación del PIB para el segundo trimestre, que aún será sometida a una tercera revisión, refleja mayores ventas de bienes duraderos, tales como automóviles; un sector que ha penado bastante en la primera mitad del año luego del récord de ventas del año pasado.

Las nuevas cifras también dieron cuenta de mayores gastos de empresas en productos de propiedad intelectual como software.

La aceleración del crecimiento de Estados Unidos puede presionar a la Reserva Federal (Fed) que ha estado dividida en los últimos meses sobre el futuro de la política monetaria.

La Fed ha subido las tasas dos veces en lo que va del año pero debido a la debilidad de la inflación agentes del mercado ahora dudan de que cumpla con su objetivo de un tercer aumento antes de fin de año.

La baja presión inflacionaria ha sido considerada por la Fed como meramente transitoria y los resultados revisados del tercer trimestre parecen alineados con esa visión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus