•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cogeneración de energía eléctrica  limpia,  a partir del bagazo de  caña de azúcar,  pronto será una realidad  en el municipio de Potosí, departamento de Rivas, gracias a un millonario proyectó que ejecuta la compañía azucarera del sur  (Casur).

El proyecto se ejecuta en el ingenio “Benjamín Zeledón”,  y  consiste en la inversión de una planta de cogeneración de energía de 40 megavatios  que se encargará  de  sacar  más provecho al cultivo de caña de azúcar en el departamento de Rivas y diversificar la producción de Casur. 

Róger Zamora Hinojos, gerente de Casur, confirmó ayer que el proyecto de cogeneración tiene un avance de un 60%  y que en  junio del 2018 esperan estar realizando las primeras pruebas.

Aseguró que tanto el edificio de las calderas como el del turbogenerador  ya están listos, y que están trabajando  en la parte de conexión y comunicación, y anunció está previsto que llegue  a las instalaciones del ingenio el  turbo generador.

“El proyecto de cogeneración tiene un avance del 60% y prácticamente consideramos estar realizando las primeras pruebas en junio del 2018, y arrancar  la fase operativa en noviembre de ese mismo año con un aporte a la  industria eléctrica   de 35 megavatios”, detalló Zamora.

Explicó que 10  MW, serán destinados para el autoconsumo del ingenio y el resto  irá al Sistema Interconectado Nacional a través de una línea de trasmisión de 3.7 kilómetros que se conectará con la subestación de Popoyuapa, Rivas.

Zamora a la vez destacó que para la zafra azucarera 2017-2018, el ingenio “Benjamín Zeledón”, propiedad de Casur, proyecta una cosecha de 1.6 millones de quintales de azúcar, lo cual significaría un récord para esta compañía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus