•   Madriz, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mujer va ganando espacios en la economía de Madriz, al norte de Nicaragua. María Antonia Díaz, directiva de una cooperativa conformada por 58 mujeres, cuenta que recientemente sacaron al mercado dos tipos de cereales a un costo de C$25 por libra.

“Estamos procesando cuatro quintales por semana. Esperamos que la población compre y consuma permanentemente nuestros productos, porque es sano, incluso, el maíz es libre de químicos”, expresó.

Díaz refirió que esa cooperativa pronto contará con un molino propio, el que actualmente les falta para agregar al proceso industrial de sus productos.

Sus sueños pasan por conquistar un amplio mercado con sus cereales.

María Elsa Díaz lidera la cooperativa Padre Rafael María Fabretto, en San José de Cusmapa, integrada por 35 mujeres, dedicadas a la elaboración de artesanías, principalmente, de acículas del pino. Entre los artículos tienen aretes, pulseras, collares, llaveros, portalápices, portavasos, adornos navideños, sombreros y canastas. Los precios oscilan entre C$25 y C$300, según el artículo, tamaño y arte impregnado.

Ese grupo tiene veinte años de trabajo colectivo y 16 de ser cooperativa.

Díaz explicó que cada socia confecciona sus productos en sus respectivos hogares, con ayuda de otros miembros de sus familias, y lo entregan a la Casa del Artesano para su comercialización.

“La mayor parte de productos es comprado por turistas nacionales y extranjeros, que visitan el  pueblo, el más alto de Nicaragua”, destacó con orgullo.

Entre sus artículos tienen aretes, pulseras, collares, llaveros, portalápices, portavasos, adornos navideños, sombreros y canastas. Los precios oscilan entre C$25 y C$300, según el artículo, tamaño y arte impregnado.

Incorporadas al desarrollo local

Otros artesanos ofrecen desde semillas criollas de frijoles, maíz y sorgo hasta rosquillas y objetos utilitarios a base de arcilla y de madera.

Más de veinte cooperativas de mujeres, de los nueve municipios de Madriz, han iniciado un proceso de vinculación productiva, según las mismas líderes de cooperativas.

La finalidad, según las féminas, es el afianzamiento de alianzas para promover la comercialización de productos y servicios que producen las cooperativas.

En principio es la alianza institucional entre el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca), el Movimiento Comunal Nicaragüense, la Coordinadora de los Pueblos Indígenas Chorotegas y la Fundación Ayuda en Acción que ejecutan financiamiento del Gobierno de Balear, España.

Martha Lorena Mora Frech, directora de Ayuda en Acción, que apoya a cinco cooperativas de mujeres, dijo que el proceso de alianza y de complementariedad a los esfuerzos públicos y privados, ha permitido abrir una ventana a las mujeres para que primero sean reconocidas como sujetos del desarrollo económico local. 

“Desde que tenía 8 años, hago  estos utensilios como mi mamá me enseñó”, expresó María Martha Hernández, una artesana de San Lucas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus