•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

China espera que la nueva relación diplomática establecida con Panamá le permita expandir su influencia por América Latina, una intervención que “no va contra nadie”, manifestó ayer el canciller chino, Wang Yi, durante su visita al país centroamericano.

“Esperamos que Panamá pueda jugar un papel importante y peculiar para favorecer la extensión natural de la ruta y la franja hacia Latinoamérica”, dijo Wang en una conferencia conjunta junto a su homóloga panameña, Isabel de Saint Malo.

“Panamá es un nudo de transporte importante en el hemisferio occidental y también tiene un sector financiero bien desarrollado, por tanto, Panamá está en plenas condiciones de convertirse en un punto de conexión logístico e intercambio de personas y capital de China en la región”, añadió.

Wang llegó el sábado a Panamá, donde se reunió con el presidente Juan Carlos Varela.

El gobierno panameño espera que la visita sea el preludio de millonarias inversiones en el país, que podría convertirse en la entrada de múltiples compañías chinas a la región, debido a su economía dolarizada, el Canal Interoceánico y su sistema financiero con un centenar de bancos.

Puente

“Para China, Panamá podría ser un puente y brazo logístico y comercial para la región, nuestra plataforma logística y aérea así lo permite”, manifestó por su parte también  la vicepresidenta De Saint Malo.

Esta es la primera visita de un alto funcionario chino, tras el establecimiento de relaciones diplomáticas en junio entre Pekín y Panamá.

Wang afirmó que en América Latina y el Caribe “se concentran los países en vía de desarrollo” y es una “fuerza emergente en la estructura internacional”, por lo tanto China tratará la relación con la región “desde una altura estratégica y visión a largo plazo”.

Sin embargo, matizó que la expansión china en la región, con influencia de Estados Unidos desde hace décadas, “no se dirige a ninguna tercera parte ni afecta a los intereses de los terceros países”, afirmó.

“Nuestra cooperación (con Latinoamérica) tendrá unas perspectivas muy amplias y va a promover el acelerado desarrollo de los países de la región”, que “podrán jugar un papel más importante en los asuntos internacionales”, dijo el canciller chino.

Por detrás de Estados Unidos, China es el segundo mayor usuario del Canal de Panamá, por el que circula el 5% del comercio marítimo mundial, y es su cuarto socio comercial y el mayor proveedor de la zona franca de Colón.

Panamá busca sobre todo inversiones para los grandes proyectos de infraestructura que planifica, entre puertos, plantas energéticas, un cuarto puente sobre el Canal de Panamá y la tercera línea del metro capitalino.

Unas 30 empresas chinas de telecomunicaciones, transporte marítimo, banca y construcción operan en Panamá.

“Los proyectos de inversión de los que estamos hablando son proyectos muy grandes y a largo plazo”, afirmó De Saint Malo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus