•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La empresa IC Power divulgó ayer una conclusión amigable al diferendo que sostuvo el empresario César Zamora, presidente de la Cámara de Energía y Minas, con el director de la organización Freedom House para América Latina, Carlos Ponce, quien lo mencionó como uno de los nicaragüenses que podían haber sancionado por el Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Ley Global Magnitsky Human Accountability.

“Quiero agradecer al equipo legal que ha llevado mi caso con profesionalismo, el Sr. Benjamin Chew, Graham Wisner y Andrew Zimmitti, de la prestigiosa firma Manatt, Phelps & Phillips. Asimismo, reconocer el apoyo del Cosep y su presidente el Sr. José Adán Aguerri, IC Power y todos aquellos que tuvieron gestos de amistad y generosidad, especialmente a mi esposa, Florencia y mis dos hijos por su comprensión y fortaleza ante los momentos difíciles”, manifestó el empresario a través de una nota de prensa.

El documento agrega: “Cometer errores es de humanos, pero era de justicia rectificarlo. Me causa satisfacción las disculpas de Freedom House, la verdad que buscábamos ha sido refrendada. Se la logrado cerrar este capítulo amigablemente y actuando en coherencia con mis principios, por eso reitero mi compromiso de seguir trabajando en mi empresa, en el sector eléctrico y en el Cosep en la búsqueda del bienestar de Nicaragua”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus