•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La empresa de reciclaje Gravita Nicaragua S.A.  inauguró ayer su nueva planta de reciclaje plástico en el Parque Industrial Las Mercedes, en compañía de Álvaro Baltodano, delegado presidencial para la Promoción de Inversiones, Exportaciones y Facilitación del Comercio Exterior; miembros de la Comisión Nacional de Zona Franca y directivos de esa compañía. El  material resultante de reciclaje de botellas plásticas (hojuelas) se exporta principalmente a Estados Unidos, Inglaterra, China y Costa Rica. Además es utilizado para la fabricación de láminas y cajillas plásticas para bebidas. La compañía, presente en Nicaragua desde 2014, invirtió US$2 millones en una nueva planta para procesar botellas plásticas, la cual genera 140 empleos directos y unos 900 o 1,000 indirectos.

La idea de una planta de reciclaje de plástico responde a un proceso de diversificación de la compañía en el país, proceso que continúa expandiéndose, pues tienen planeado el procesamiento de otros materiales como el polietileno de alta densidad (presente en galones para agua y jugo), expresó  el gerente de  Gravita Nicaragua S.A., Pankas Dhingra, durante su discurso. Además reiteró el impacto positivo en el medioambiente, pues mensualmente procesan unos 20 millones de botellas plásticas.

“La empresa comenzó a pensar en la diversificación y en 2015, con ayuda de la Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF) y ProNicaragua, iniciamos un proyecto piloto en plástico con misión de entender el mercado. Ahora  en el 2017, Gravita invirtió alrededor de US$2 millones  generando 140 empleos directos y unos 900 o 1,000 indirectos. Removiendo más de 20 millones de botellas al mes”, reveló.

Las exportaciones producto del reciclaje de botellas plásticas logran mensualmente unos US$500,000, según el gerente de país de Gravita. “Estamos exportando entre 800 y 900 toneladas métricas al mes, que son unos US$400,000 o medio millón  de dólares  mensual, con destinos como Estados Unidos, Inglaterra, China, Costa Rica y Ecuador”, afirmó.

Inversión inicial fue 2013

En 2013 ocurrió la primera inversión de parte de la compañía en el país,  con más medio millón de dólares, y comenzó a operar en 2014 a pequeña escala con el reciclaje de baterías.

“Comenzamos con una operación más pequeña, exportando entre 180 y 220 toneladas al mes, equivalentes a US$150,000 al mes”,  explicó el gerente de país de Gravita Nicaragua.

La seguridad, apertura a las inversiones, el clima de negocios  y el marco legal son los factores que incentivaron a la compañía a invertir en Nicaragua, y los motivan a “ser parte del desarrollo ambiental y económico del país”, aseguró Dhingra.

“La mejor inversión que ha realizado Gravita es Gravita Nicaragua, por la seguridad en el país,  el país más seguro de América Latina, apertura  internacional, clima de negocios favorables, porque el Gobierno tiene la visión de desarrollo económico, ecológico y social, y otro factor muy importante es un sólido marco legal”, expuso.

Segunda planta

Por su parte, Álvaro Baltodano explicó que esta inversión es de gran importancia para el país debido a su evolución y éxito. “Es una inversión muy particular y con mucha simbología, comenzó  hace varios años, poco a poco fue mejorando, conociendo el mercado, no solo visitaron Nicaragua sino otros países centroamericanos y entonces en esa faceta  tomaron la decisión de invertir en Nicaragua”, dijo.  Añadió que Gravita comenzó con una pequeña  planta y ahora inauguran la segunda etapa, en donde se reciclan unas 20 millones de botellas de plástico.

Gravita Nicaragua pertenece al grupo Gravita de la India, que se dedica al reciclaje diversificado de plástico, fundición de plomo y aluminio en más de 18 países.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus