•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante los ataques cibernéticos “no hay país que se salve” y tampoco importa el idioma, según coincidieron varios expertos durante el XXXII Congreso Latinoamericano de Seguridad Bancaria (Celaes 2017), que concluyó ayer en la capital ecuatoriana.          

El ruso Dmitry Bestuzhev, director de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en América Latina, comentó, por ejemplo, que los criminales cibernéticos “adquieren la información de todos los resquicios posibles, sin importar el idioma en el que se comunican”.                    

Por ello, dijo que el primer gran paso para encarar este problema es intentar estudiar a los criminales cibernéticos, tratar de conocer sus motivaciones y técnicas para poder combatirlos.         

Bestuzhev aconsejó aplicar, de forma indispensable, el llamado “threat intelligence” o la “inteligencia bajo amenaza”, una técnica que, según dijo, ayuda a las organizaciones a entender el riesgo y descubrir a los posibles responsables de las amenazas.             

Asimismo, el especialista ruso lamentó que en América Latina haya pocos especialistas que trabajan con entidades financieras, a través de consultorías externas e internacionales, lo que permitiría a las corporaciones combatir de mejor forma este tipo de amenazas.       

El ecuatoriano Diego Beltrán, asesor legal en temas de seguridad cibernética, precisó en su intervención que, ante los rápidos cambios tecnológicos, la gente no se da cuenta de la incidencia que tiene la tecnología en su vida, de la cantidad de información y datos que emite y la huella digital que deja en el ciberespacio.         

“El Internet que tanto hemos llegado amar y a necesitar es cada vez más un espacio de riesgo para nuestra seguridad”, dijo Beltrán, y aseguró que “no hay país que se salve. No hay país que no sea emisor y receptor de ataques cibernéticos”, apuntó.                   

Por ello, dijo que uno de los principales desafíos es “crear una cultura del riesgo” para entender y abordar responsablemente las amenazas cibernéticas que tienen sus causas y efectos en el mundo real.                  

Explicó que el 53% de los ataques cibernéticos son provocados por empleados o exempleados de las entidades y grandes industrias amenazadas.                    

Asimismo, dijo que según las estadísticas que dispone, el 77% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) se consideran demasiado pequeñas para ser atacadas.           

De su lado, el experto argentino Carlos Baradello afirmó en su intervención que dentro de las acciones de innovación que debe emplear la banca en la era digital necesariamente debe estar contemplada la seguridad.      

Los clientes esperan que un crédito bancario sea inmediato y que no haya que llenar largos formularios, dijo como ejemplo al señalar que en este caso se enfrenta la conveniencia contra la seguridad.           

“La gente no va a dejar de enviar correos o comprar productos en línea y eso aumenta los riesgos”, añadió Baradello durante el encuentro sobre ciberseguridad que congregó desde este jueves en Quito a más de 360 delegados de 26 países latinoamericanos.               

El Congreso, organizado por la Asociación de Bancos Privados del Ecuador y de la Federación Latinoamericana de Bancos, estudió alternativas que permitan avanzar a la banca de la región en las nuevas tendencias de la actividad financiera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus