•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mundo tendrá capacidad para alimentar a los 10,000 millones de personas que conformarán la población global proyectada para 2100 si progresa en materia de seguridad alimentaria, indicó ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En la séptima reunión del órgano ejecutivo del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TRFAA) celebrada ayer en Ruanda, el director general adjunto de la FAO, René Castro-Salazar, advirtió que esta predicción solo se cumplirá si la población actual, de 7,200 millones, hace uso de los mecanismos para evitar el desperdicio de comida y agua.

Ante representantes de 190 países congregados en la capital ruandesa, Kigali, Castro-Salazar llamó a los líderes mundiales a acelerar la implementación de sus compromisos y subrayó la importancia del TRFAA, popularmente conocido como Tratado de la semillas.        

“Somos los administradores y custodios de la Tierra. Somos los que sabemos cómo alimentar a los 10,000 millones. Hay una diferencia entre el tiempo de la naturaleza y el tiempo de los políticos. La naturaleza está todavía esperando a que los diplomáticos y los políticos se pongan de acuerdo y está mostrando ya las señales”, expresó el directivo de la FAO.

Asimismo, recordó que el mundo se ha comprometido a que en 2030 haya “hambre cero”, en referencia a la agenda de objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, y que actualmente se desecha hasta un tercio de la comida que se produce.

“Es un derecho humano básico. Trabajemos juntos, trabajemos ya”, recalcó.

Mujeres

Durante una rueda de prensa en el marco de esta reunión, Castro-Salazar instó también a los líderes mundiales, específicamente a los de África y Asia, a transformar sus sistemas de posesión de la tierra, ya que deniegan el acceso a las mujeres aunque ellas sean las mayores productoras de alimento. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus