Secciones
Multimedia

Cosep: bancos mejor preparados para prevenir lavado de activos

Foto por: ARCHIVO / END

Presidente del Cosep, José Adán Aguerri.

Positivo. El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, interpreta que el informe de evaluación mutua del Gafilat está diciendo que el país ha avanzado en el marco legal y práctico para prevenir el lavado de dinero.

El sector privado nicaragüense seguirá insistiendo en que se termine de blindar al país, para evitar el lavado de activos, así lo aseguró el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, al referirse al reciente informe del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat).

A criterio de Aguerri, el informe de evaluación mutua del Gafilat está diciendo que el país ha avanzado en el marco legal y práctico para prevenir el lavado de dinero, sin embargo “hay oportunidades que mejorar y situaciones que reforzar”.

“Existe una evaluación a nivel de país y una estrategia, hay que destacar que los bancos del país y otras instituciones financieras supervisadas por la Siboif (Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras) son las mejores preparadas, y hay mucho que avanzar con los otros sujetos, y es ahí donde está el área de oportunidad”, agregó.

Aguerri señaló que los otros sujetos que hay que fortalecer  son los casinos, vendedores de autos, el sistema de las financieras y “todavía más las microfinancieras y como sector privado vamos a tener que insistir en que se termine de blindar el país”.

El reciente informe de evaluación mutua del Gafilat indica que en Nicaragua, entre los sectores regulados por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), el sector bancario muestra una aplicación positiva de las medidas, para prevenir el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo.

Evolución

El organismo internacional apunta que los incumplimientos normativos detectados en las inspecciones in situ han evolucionado a la baja, a través de los años. En 2015 la banca en general registró 263 incumplimientos, pero en el primer semestre de 2016 mostró avances al reducir esas incidencias a 74.

En lo referente a la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), señala que “no hay evidencia que demuestre un impacto positivo de las acciones de supervisión respecto a una mejora en el nivel de cumplimiento de los programas de prevención y detección de lavado de activos y financiamiento al terrorismo”, por parte de las instituciones de Microfinanzas y las Instituciones Financieras Intermediarias de Microfinanzas.

Aunque, respecto a los procesos de fiscalización desarrollados por las autoridades, “se puede establecer que estos tienen un enfoque de verificación del cumplimiento formal de las obligaciones”, principalmente en el ámbito de las medidas de prevención.

A la vez, según la Evaluación Nacional de Riesgos (ENR), entre los medios que pueden ser utilizados para el lavado de activos identificaron la comercialización de oro, compra-venta de vehículos nuevos y usados, compra-venta de bienes raíces (incluida la construcción) y transferencias electrónicas de dinero.

“Adicionalmente, sectores expuestos a la informalidad es una vulnerabilidad de importancia en el contexto nicaragüense en todos los niveles. En particular, preocupa la proliferación de actividades de remesas y cambistas por fuera del alcance del régimen ALA/CFT (Anti Lavado de Activos/Contra el Financiamiento al Terrorismo)”, advirtió.