Secciones
Multimedia

“La empresa privada es la columna vertebral de la economía mundial”

Foto por: Bismarck Picado

Los hermanos Lacayo fueron reconocidos por Amcham.

Esos fueron sus planteamientos tras ser reconocido con el Premio a la Excelencia Empresarial 2017, que otorga la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

Los hermanos César Augusto y Carlos Reynaldo Lacayo, líderes del Grupo Calsa, coincidieron que su estrategia de inversiones se basa en el largo plazo, que la educación es fundamental para el desarrollo del país y que en Nicaragua es importante la institucionalidad y la estabilidad macroeconómica.

Esos fueron sus planteamientos tras ser reconocido con el Premio a la Excelencia Empresarial 2017, que otorga la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham). El Grupo Calsa es un consorcio empresarial con 80 años de fundación con inversiones en diferentes empresas. 

Visión

César Augusto Lacayo expuso que para su familia, el egoísmo no es un principio de la economía de mercado, y, por el contrario, cree  que lo que cuenta es la capacidad de poder competir con igualdad de términos y condiciones.

“La competitividad es un reto de las empresas, pero es lo mejor que nos puede pasar, porque es la única manera de mejorarnos y desarrollar la economía nacional, sin trampas y sin ningún tipo de intervencionismo”, valora  César Augusto.

También indicó que su filosofía empresarial continuará estando del lado de la economía de mercado y de la libertad de empresas, por ello dice “categóricamente” que la empresa privada es la columna vertebral de la economía mundial.

“Generamos empleo, aportamos a la riqueza nacional y pagamos impuestos de ley, aportamos a las inversiones públicas que tanto necesitamos como carreteras, caminos productivos, hospitales, escuelas que estimulen la producción nacional”, agregó.

El empresario además destacó que la visión de largo plazo es esencial para la empresa privada, al igual que la estabilidad política y económica del país, y en ese sentido anunció que el próximo año impulsarán una importante obra constructiva que tendrá una tasa de retorno de varios años.

“¿Quién me podría decir cómo estará la situación política y económica de Nicaragua dentro de 15 años? ¿Alguien me podría decir? Por eso es tan importante la institucionalidad y la estabilidad”, consultó y se respondió César Augusto. 

Por su parte Carlos Reynaldo Lacayo reitera que nunca ha creído que los negocios se pueden hacer de la noche a la mañana, más bien su estrategia de inversiones “se basa en el largo plazo, en el esfuerzo de escoger bien a nuestros socios, y dentro de un pensamiento común que es invertir para aumentar el PIB (Producto Interno Bruto) de Nicaragua”.

“Siempre hemos trabajado por el desarrollo de nuestra nación, sin importar ni el momento ni  las condiciones favorables o desfavorables, nuestra visión de largo plazo es la que nos ha permitido avanzar sin patinar, porque debemos reconocer que en Nicaragua hemos vivido tiempos muy difíciles, pero nunca nos hemos sentido vencidos”, contó. 

Educación es fundamental

El empresario Carlos Reynaldo también se mostró optimista y esperanzado en que Nicaragua logrará saltar las barreras de las desigualdades y que la clase media llegará a ser amplia y fuerte. 

“Cuando planificamos nuestras inversiones siempre nos proponemos crear clases media al darle acceso a la Seguridad Social, para que las familias mejoren sus economías, y su nivel educativo”, añadió. 

Como promotores de la empresa privada consideró que la educación es fundamental, por tanto se  han propuesto preparar a profesionales y técnicos que se alineen a emprender negocios exitosos. 

“Para nosotros la educación es fundamental  y hemos visto cómo la Fundación Calsa impulsa el programa Supérate, donde captamos a los mejores alumnos de las escuelas públicas y durante tres años reciben clases de principios y valores e inglés como segunda lengua”, comentó.

Problemas

Ambos hermanos empresarios también se refirieron a la importancia de la institucionalidad en el país y se mostraron en contra, sin precisar,  de cualquier iniciativa que pretenda imponer sanciones económicas a Nicaragua. 

“Aplaudimos todos los esfuerzos que hace el gobierno de Nicaragua por mantener la estabilidad macroeconómica del país, y condenamos cualquier iniciativa externa que pretenda imponer sanciones económicas a uno de los países más pobres de la América Latina”, expresó César Augusto.

Asimismo, compartió que como presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) ha expuesto en el extranjero la situación económica y política de Nicaragua, “y no me canso de expresar con claridad que Nicaragua es excelente para invertir”.

Sin embargo, también es honesto al explicar que el país tiene problemas con la institucionalidad democrática. El empresario aprovechó para reconocer el trabajo que ha hecho la agencia estatal de promoción de inversiones ProNicaragua para facilitar la inversión extranjera. 

En tanto, Carlos Reynaldo Lacayo celebró que la Organización de Estados Americanos (OEA) “ayude” al país en el proceso de reforma política que “tanto necesita Nicaragua”, y espera que “el Gobierno sepa implementarla con un sentido de Estado y Nación, pues corresponde a los nicaragüenses tomar nuestras propias decisiones y soluciones”.