•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las estadísticas de remesas familiares del Banco Central de Nicaragua (BCN) revelan que entre enero y octubre ingresaron al país US$1,138 millones. La publicación del BCN precisa que el monto logrado hasta octubre de este año excede al ingreso obtenido en el mismo periodo de 2016 (US$1,029 millones) en 10.5%. 

Solo en el mes de octubre el país percibió US$118.5 millones, US$10.4 millones (9.6%) más que en el mismo mes de 2016, cuando se obtuvo  US$108.1 millones.

 Según el BCN, de los US$1,138 millones, “el 55.7 por ciento de los flujos provino de Estados Unidos, seguido de Costa Rica, con una participación de 19.6 por ciento y España con 10 por ciento”.

 De acuerdo con el Tercer Informe de Coyuntura Económica de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), estos flujos contribuyen a “suavizar el consumo de los hogares”.

En países exportadores de materias primas, con una proporción alta de remesas en términos de Producto Interno Bruto (PIB), y que cuentan con emisores de remesas que no dependen de las materias primas esta clase de ingresos suaviza más el consumo. 

Este el caso de Nicaragua, que es exportador de materias primas, las remesas representan el 9.7% del PIB y su principal emisor de remesas es Estados Unidos.

“Los efectos de la suavización del consumo son proporcionalmente mayores en aquellos países como Nicaragua, cuya proporción de las remesas es alrededor del 10%”, señala el informe.

Según Funides, las remesas contribuyen a “enfrentar imperfecciones de los mercados financieros”. 

“En un escenario donde existen imperfecciones en los mercados, como es el contexto de Nicaragua, los hogares no pueden  tan fácilmente recurrir a las instituciones crediticias en caso de enfrentar shocks económicos…Las remesas ayudan a enfrentar esos efectos”, reza el informe.

De acuerdo a las estimaciones de elasticidad entre consumo y remesa en Nicaragua, entre 2010 y 2017, en promedio, por cada dólar que aumenten las remesas, el consumo se incrementa 30 centavos de dólar.

Según datos de Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) recopilados por Funides, el uso de las remesas se dirige en su mayoría al consumo de alimentos, salud y educación.

En Nicaragua, cuatro de cada 10 hogares que reciben remesas la utilizan para la compra de alimentos y bebidas.

En 2016, Nicaragua percibió US$1,264.1 millones, equivalente al 9.6% del Producto Interno Bruto (PIB). Los ingresos por remesas del año pasado superan a los de 2015 (US$1,193 millones)en 5.95%, de acuerdo al Banco Central de Nicaragua.

La  entidad en su Informe Anual 2016, informó que el ingreso de las remesas contribuyó a mejorar la posición externa del país. “A pesar de la ampliación del déficit comercial de mercancías, la posición externa de Nicaragua mejoró respecto a 2015, lo cual se debió esencialmente al dinamismo de los ingresos por turismo y de las remesas familiares”, explicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus