•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La psicoterapeuta sexual del sitio web Salud 180, Adriana López, asegura que la pareja nunca debe perder el interés en las relaciones sexuales, lo cual se puede lograr cuando se rompe con la monotonía y se invierte en la intimidad. Así por ejemplo, al besar a la pareja por todo el cuerpo, la persona puede innovar realizándole un masaje después de un baño juntos o tras una cena íntima en la que los dos, con poca ropa, platiquen, se autorreconozcan y revaloren la relación que tienen, comparte la especialista.

Según López, “la clave es que se vuelva a recurrir a acciones que los hacían felices y que los ayudaban a conocerse mejor”. Es por ello que, desde el punto de vista de la también médico cirujano, la terapia de besos permite revivir y recuperar la intimidad y la relación sexual, siempre y cuando esta no esté dañada, es decir, mientras exista amor y deseo es posible recuperar la unión.

A la vez, el orientador sexual Fady Bujana, en su libro “El Amor excelente”, indica que cuando se besa a la otra persona se estimula una parte del cerebro, la cual libera oxitocina en el torrente sanguíneo, que da como resultado una sensación de placer. Asimismo, asegura que los besos apasionados provocan la liberación de adrenalina en la sangre, un aumento en el ritmo cardiaco, baja la tensión arterial y el nivel de glucosa en la sangre.

Bujana agrega que la terapia de besos es una terapia de espejo, que se puede realizar vestidos o desnudos: "Todo depende de cómo lo quiera la pareja o si tienen o no una vida sexual, pero la idea es que cualquiera de los dos empiece a besar a su pareja y si le da un beso en la nariz, quien lo reciba también lo haga (efecto espejo), pues lo que se busca es que el beso sea sumamente rico y excitante”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus