•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una mañana llena de alegría, diversión y sorpresas los Voluntarios Telefónica celebraron la magia de la Navidad con más de 130 personas, entre niños y niñas del Comedor Casa de mi Papito y los adultos mayores del Hogar Dulce Refugio, pertenecientes a la Fundación Casa de mi Padre, ubicada en Diriamba.

Como parte de la celebración, 125 niños y niñas originarios de la comunidad San Carlos se reunieron con los voluntarios en la cancha parque Las Madres, donde disfrutaron de música, golosinas, pintacaritas, piñatas, dinámicas y sorpresas. Al finalizar la celebración, los niños y las niñas recibieron regalos que los colaboradores de Telefónica y su marca Movistar aportaron días antes para compartir la magia del espíritu navideño.

Paralelo a esta actividad, los adultos mayores del Hogar Dulce Refugio fueron visitados por otro grupo de  Voluntarios Telefónica, quienes compartieron con ellos durante toda la mañana entre conversaciones, música, piñata y finalmente un almuerzo de Navidad. El hogar atiende a 30 adultos mayores, 9 de forma permanente y 21 de ellos que llegan solo durante el día. Los voluntarios también llevaron donaciones para el hogar, como artículos de limpieza e higiene personal, para contribuir a mejorar las condiciones donde son atendidos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus