•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El sondeo de opinión de CID Gallup, realizado este mes en Nicaragua, presenta un panorama desolador para la oposición, a solo 10 días de las elecciones generales, tal como explica Luis Haug en esta entrevista con El Nuevo Diario.

¿Cuáles son los problemas más importantes para la población, según el sondeo?

El empleo y el costo de la vida son los que más preocupan a nivel de país y del hogar, a la gente lo que le está desvelando es ver cómo paga la cuentas mañana, el problema es cómo pago mis cuentas, si me alcanza el dinero, si en la familia hay alguien buscando trabajo.

¿Se percibe informalidad laboral en la encuesta?

Si, y es porque ya estamos encontrando un porcentaje de gente que manifiesta tener trabajo, más no tiene un ingreso fijo, de ahí el hecho de que son empleos temporales, no son trabajos que tengan de manera formal.

¿Cuál es la percepción sobre la delincuencia?

La delincuencia no es una preocupación. La población no se está preocupando, a diferencia de El Salvador, Honduras, donde si yo salgo a la calle me van a asaltar. Aquí, ese sentimiento no está, aquí lo que está es que si hay delincuencia, más que todo es el ratero común, el carterista, el que me roba el celular, pero no me va hacer daño.

¿Cómo se relacionan los asuntos económicos con las elecciones del próximo 6 de noviembre?

Encontramos que la capacidad percibida del mandatario (Daniel Ortega) para solucionar los problemas del hogar o de que se preocupa con sus acciones por hacer lo mejor para las familias, tiene un impacto muy importante en la intención de votos. Muchos de los sandinistas ven eso en Ortega, que él tiene el deseo de hacer las cosas bien. Es interesante con respecto a la oposición de Ortega; los que están opuestos a Ortega, en los líderes de oposición no ven ese sentimiento. En los líderes opositores no ven que ellos quieran hacer las cosas buenas por el país, sino que ellos quieren mejorar ellos mismos.

¿La opinión favorable sobre los candidatos se puede traducir en votos?

No significa eso, en realidad la opinión favorable es reflejo de un potencial del voto, por ejemplo, si no conozco a alguien definitivamente no voy a votar por esa persona. Si ya lo conozco pero me cae muy mal, tampoco voto por esa persona, pero si lo conozco y me cae bien, entonces, a partir de ahí puedo apoyar a esa persona. Un 18% de opinión favorable es una parte muy baja de la población. Desde que se inventaron las encuestas, en cualquier lugar del mundo ninguna persona ha sido electa sin tener al menos el 50% de opiniones favorables al día de las elecciones.

Son seis los candidatos pero solo tres son los que aparecen con alguna intención de voto. ¿Por qué?

Es un reflejo de la oposición, no hay un líder que haya logrado obtener la confianza del pueblo y que pueda aglutinar a aquellos que no se sienten confiados con el gobierno. Es como una crónica de una muerte anunciada, vemos que ponen a líderes que tienen un máximo de 20% de opiniones favorables, que la  mayoría de la gente no los conoce. Por  otro lado está Daniel Ortega, con un seguidor sandinista muy convencido de lo que se está haciendo.

¿De cuánto es el voto fuerte de Ortega?  

En anteriores estudios nuestros estaba entre un 40% y 45% de votos duros. Va subiendo, ahorita está en un 52%. Es producto de la misma cercanía de las elecciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus