•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exembajador de Nicaragua en los Estados Unidos, Arturo Cruz Sequeira, comentó que la visita de una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) a Nicaragua, durante las elecciones generales del 6 de noviembre, trae alivio a este país.

Luego señaló la importancia que el presidente Daniel Ortega también promueva un diálogo interno, como pidió la Conferencia Episcopal y el sector privado hace dos años.

Para mí, el hecho de que está la OEA y que hay un acercamiento me da bastante alivio. Ahora, obviamente sería que con el pasar del tiempo, con la gradualidad, se haga ese diálogo (a lo interno) porque objetivamente tenemos que participar todos en este espacio; y en ese sentido, estoy de acuerdo con la sugerencia de la Conferencia Episcopal y del sector privado”, expresó Cruz durante una conferencia ante la Cámara Americana Nicaragüense (AmCham), denominada “Elecciones Nicaragua 2016: Nuevos desafíos”.

La Secretaría General de la OEA agradeció el martes la invitación que le hizo el Gobierno de Nicaragua para que envíe una delegación a presenciar las elecciones generales, del 5 al 7 de noviembre, “a fin de reunirse con expertos y organizaciones invitadas al proceso electoral nicaragüense, y conocer sus impresiones sobre el acto electoral nacional”.

GOBIERNO PODRÍA SER TRANSFORMADOR

En  la conferencia, Arturo Cruz se refirió a la gestión del presidente Daniel Ortega, la que valoró de exitosa en lo económico, indicando que de ganar Ortega las elecciones del 6 de noviembre tendría la oportunidad de que su próxima  administración terminara siendo “transformadora”, si el gobierno enfrenta con éxito el desafío político y si Nicaragua sigue creciendo en lo económico.

“Si los números de la pobreza siguen disminuyendo, si se integra  el Caribe nicaragüense con el Pacífico a través de infraestructura, si son capaces de tener dos o tres cosechas al año y además de eso, si crean mecanismos electorales de sucesión ordenada, creo que vamos a poder decir que la gestión del presidente Ortega en estos diez años más los cinco venideros (de resultar ganador en los comicios), podría ser una gestión transformadora", afirmó Cruz.

El catedrático del Incae también se refirió al respaldo con que aparece Ortega en las diversas encuestas realizadas a lo largo del año. “Si ves todas las encuestas, le dan una credibilidad muy fuerte a la gestión del presidente (Ortega), por una sencilla razón: Por los programas de apoyo directo y creo que esto ha sido lo curioso de esta gestión”, dijo.

Cruz aseguró que en materia económica Nicaragua ha marchado bien. "Tenemos una buena gestión económica, si lo vemos desde el punto de vista de crecimiento y de los números fiscales ordenados, en un momento en el que los balances fiscales de América Latina están desordenados; entonces, ¿cómo vamos a hacer para mantener un balance fiscal disciplinado?

Reconozcamos que parte del éxito ha tenido que ver con la cooperación venezolana que le ha permitido al gobierno manejar sus números con eficiencia. Pero, ¿qué pasa de cara al futuro? Va a ser uno de los grandes desafíos", indicó.

Añadió que Nicaragua no está remotamente al borde del caos, como sucede en Venezuela con una economía frágil y una sociedad cuyas impresiones visibles de descontento son inevitables.

El experto afirmó que desde el 2009 hasta el 2015 se ha visto que el crecimiento de la economía de Nicaragua ha sido incluyente gracias a una mayor cantidad de remesas recibidas, a una evolución favorable de los intercambios de los productos agropecuarios y la implementación de programas de asistencia del Gobierno de Nicaragua.

“Nuestro destino está íntimamente ligado con Estados Unidos, el 24% del PIB mundial, cuyo peso es determinante en nuestra pequeñísima economía”, dijo Cruz. “En la agenda del futuro entre sus formuladores de política y los nuestros, no será suficiente atender los temas propios de estabilidad, seguridad ciudadana, narcotráfico, migración, sino que también se tendrán que incluir los temas que se estarán discutiendo en la mesa de diálogo con la OEA… El hecho es que el país ya entró en una ruta que tendrá que contemplar reformas, en nuestro modo de hacer política”.

El presidente de AmCham, Roberto Sansón, coincidió con esa opinión de Cruz sobre el gobierno de Ortega y comentó que cree que el éxito de su administración se debe al modelo de trabajo en equipo.

“Siempre he dicho que el éxito que hemos tenido económicamente ha sido basado en el modelo en el trabajo en equipo como nación, el cual tenemos que buscar cómo replicarlo en la parte política”, declaró Sansón.

También expresó que la llegada de esta misión de la OEA es una “oportunidad de oro”.

“La valoro muy buena, es una oportunidad espectacular para reconstruir y crear nuestra imagen internacional que se ha visto dañada en los últimos meses, es una oportunidad de oro”, dijo Sansón.

Bayardo Arce, asesor presidencial para asuntos económicos, se refirió a la misión de la OEA explicando que la invitación es parte de la libertad de expresión y libertad política existente en Nicaragua.

“Nosotros hemos sido siempre dialogantes, como le decía hace poco a un grupo de embajadores que me invitaron a un intercambio. Una cosa es dialogar y otra cosa es que alguien te diga tenés malo esto y esto y esto, cámbielo”, dijo Arce.

Afirmó que la legitimidad del proceso electoral la da el pueblo de Nicaragua y que “nunca han puesto la legitimidad del país a juicio de personas externas”.

“El hecho que Luis Almagro venga es porque está cumpliendo su deber, porque él es un funcionario que responde a todos los países que integramos la OEA”, agregó Arce.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus