•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Estados Unidos declaró hoy que se encuentra “profundamente preocupado por el proceso viciado de elecciones presidenciales y legislativas en Nicaragua”.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner dijo que Estados Unidos seguirá presionando al gobierno nicaragüense “para que respete  las prácticas democráticas, incluyendo la libertad de prensa y el respeto a los derechos humanos universales en Nicaragua, conforme a las obligaciones que nuestros países comparten bajo la Carta Democrática Interamericana”.

Según Toner, el proceso nicaragüense que culminó con la votación este 6 de noviembre “impidió toda posibilidad de realizar elecciones libres y justas”.

Relacionado: Partidos denuncian irregularidades​

“Previo a las elecciones, el gobierno de Nicaragua había eliminado a los candidatos de la oposición para la presidencia, limitado la observación electoral nacional en los centros de votación y el acceso a las cédulas para votar, y tomado otras medidas para negar el espacio democrático en el proceso”, afirmó el vocero estadounidense.

“La decisión del gobierno de Nicaragua de no invitar a observadores internacionales independientes socavó aún más la legitimidad de las elecciones”, expresó.

Desde mediados de octubre, el gobierno de Nicaragua y la Organización de Estados Americanos (OEA) sostienen un diálogo para fortalecer la institucionalidad democrática.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus