Una niña autista y una gata: ejemplo de amistad inquebrantable

Publicado 16, 03.2016

Iris es una niña británica de seis años que padece autismo y a la que la llegada de una mascota le ha cambiado la vida. Sus padres le regalaron una gatita y desde entonces ha mejorado. La pequeña ha comenzado a hablar y realiza todo tipo de actividades con su gata Thula. Pintan, leen, incluso nadan juntas. Sus padres han subido a las redes sociales el video de las actividades que la niña y el animal realizan juntas y se ha hecho viral.