Dos años de la masacre de Nahúm Bravo

Publicado 05, 04.2017

El millón 500 mil dólares que acumuló el comerciante Santos Bravo Gómez fortuna por la cual su hijo Nahúm Bravo Tórrez lo mató junto a su esposa Rosibel Murillo Luna y su hija Lucia Bravo Murillo hace dos años se ha convertido en una especie de herencia maldita