4 de febrero de 2013 | 00:06:00


La frontera agrícola ha avanzado 40 kilómetros hacia el núcleo del bosque, sin que nadie lo impida

Jinotega, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Bosawás, pulmón de C.A., bajo riesgo


Fuentes de agua pierden potencia por deforestación, y empieza a agotarse el recurso

Por Jessie Ampié | Especiales

Bosawás, pulmón de C.A., bajo riesgo
La explotación maderera con fines comerciales o de cultivo es el principal problema de Bosawás. CORTESIA CEN / END


comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

La Reserva de Biosfera de Bosawás, el pulmón verde de Nicaragua y Centroamérica, comprende 9 cuencas e influye en al menos en 17 subcuencas hidrográficas, sin embargo pese al potencial, el recurso ha comenzado a faltar para abastecer a poblaciones aledañas debido al proceso de deforestación sistemático sobre el recurso bosque.

“La producción de agua es una función vital de los bosques de Bosawás, sin embargo, actualmente hemos constatado que comarcas de El Cuá, La Dalia, Abisinia y Wiwilí carecen de agua, se agotó el recurso”, aseveró el biólogo Gustavo Adolfo Ruiz, quien durante mucho tiempo recorrió los territorios que comprende Bosawás y decidió radicarse desde hace tres años en la Reserva Natural Macizo de Peñas Blancas.

rapida agonia

Fuentes de agua pierden potencia por deforestación, y empieza a agotarse el recurso

La deforestación y la presencia de agroquímicos en las fuentes de agua ocasionan que poco a poco las fuentes agua se sequen, subrayó Ruiz. Asimismo, constató el mal manejo agrícola, al contar 12 reses en 140 manzanas de potrero deforestado.

“En los terrenos destruidos los ríos se secan, los cuerpos de agua se saturan de sedimentos, con lo cual se elimina el potencial de aprovechamiento para la producción hidroeléctrica en Nicaragua”, agregó Ruiz, quien reside en la Reserva Natural Macizo de Peñas Blancas para estudiar las especies existentes y colaborar con el Centro de Entendimiento con la Naturaleza, CEN, en el trabajo de recuperación del suelo y conservación del agua.

Bosque puede regenerarse

Su área de estudio y de trabajo científico se centra en la Reserva Natural Macizo de Peñas Blancas, una zona protegida que comprende 115.5 kilómetros cuadrados y está dividida entre los municipios El Cuá, en Jinotega y La Dalia y Rancho Grande, en Matagalpa.

Aparte se contabilizan 306.5 kilómetros cuadrados de zona de amortiguamiento de Bosawás, que intentan preservar.

Hace un poco más de 13 años, la zona donde ahora se ubica el CEN y las áreas aledañas al macizo eran una planicie, sin embargo, estudios del área comprobaron que el bosque puede regenerarse a través del cultivo de bacterias en el suelo que le devuelven parte de su fertilidad al terreno.

Alan Bolt, responsable del CEN, indicó que las tierras pese a que habían sido arrasadas servían para el pastoreo del ganado y de ahí comenzaron a regenerar. Actualmente se pueden ver enormes arboles pero con troncos delgados, lo que identifica que es un bosque joven. Para evitar un nuevo daño están trabajando en cultivos con sombra, es decir, que en medio de los árboles se está sembrando, para evitar un despale indiscriminado.

Sin embargo, pese a los esfuerzos, hay áreas en las que persiste el mal manejo. De acuerdo a Jairo Cruz, colaborador residente del CEN, hace poco un productor de la zona deforestó 17 manzanas de tierra en el área núcleo de Bosawás para cultivar café.

Sin embargo pese a la regeneración del bosque, el biólogo indicó que algunas especies han escaseado y las fuentes de agua que solo en el sector del macizo son 48 subcuencas han mermado considerablemente su potencial, con el que abastece a enormes ríos como el Coco y el Grande de Matagalpa.

Frontera agrícola avanza sin control

Pese a los esfuerzos, los científicos confirman que la Reserva de Biosfera de Bosawás sigue perdiendo grandes hectáreas de bosques, ya que la deforestación es más rápida que la regeneración. Según varios estudios publicados, dos tercios de la deforestación nacional se registran en Bosawás.

Uno de esos estudios fue elaborado por el biólogo Gustavo Adolfo Ruiz, con el propósito de aportar en el trabajo de recuperación del suelo y de la conservación del agua.

Ruiz indica que la capacidad agropecuaria de los suelos en Bosawás es pobre en comparación a lo que se les quiere someter y que no tienen capacidad para asimilar fertilizantes, sin embargo el uso para fines agrícolas ha ocasionado la pérdida del terreno en apenas tres o cuatro años.

Otro análisis hecho en conjunto por la GIZ y la Unión Nacional de Productores y Ganaderos, UNAG, destaca que entre 2005 y 2010 la frontera agrícola avanzó unos 40 kilómetros hacia la zona núcleo de Bosawás, sin que hubiese controles que impidieran esto.

El rápido avance de la frontera en esos años revela que más de 42 mil hectáreas de bosques de la zona núcleo y amortiguamiento se han perdido, siendo el área más activa en deforestación la comunidad de Ayapal, del municipio de San José de Bocay, en Jinotega.

 

La importacia de Bosawás

54% del territorio nicaragüense ocupa Bosawás, 18 años antes era de 67%

6 zonas núcleo hay en Bosawás

3,379 kilómetros cuadrados han sido deforestados en Bosawás en 23 años

2 mil cortadores de madera legal e ilegal operan en Bosawás

 


Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Especiales




Lo más popular



Lo más comentado

Renovar cédula ahora costará C$100

elnuevodiario.com.ni |

Esta mañana los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron la reforma al artículo 33 de la Ley de...

11 Comentarios

Morales dice que Cuba “doblegó” a EEUU

elnuevodiario.com.ni |

El presidente de Bolivia, Evo Morales , afirmó hoy que Cuba doblegó a Estados Unidos, tras el anuncio...

10 Comentarios

Mayorga más de lo mismo

elnuevodiario.com.ni |

El show de Ricardo Mayorga en las conferencias de prensa ya caducó. “Nada es para siempre”,...

8 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700