• Seúl, Corea del Sur
  • 10 Junio 2013
  • elnuevodiario.com.ni

Enviada especial Seúl, Corea del Sur

 

Cuando se conoce Corea del Sur cuesta imaginar que hace 40 años era un país muy pobre, incluso más pobre que Nicaragua, que por esa época (1970) era considerada “el granero de Centroamérica”.

Seúl, su capital, es una ciudad donde sus habitantes viven en edificios altos a falta de un territorio más grande donde construir sus propias viviendas. La superficie total del país asciende a 100.032 km² y aproximadamente la mitad de la población vive en la capital, o en su zona metropolitana, que es una de las áreas más pobladas del mundo. Según Index Mundi, para julio 2011 la población sumaba 48.860.50 de habitantes. También es una de las civilizaciones más antiguas del mundo.

Actualmente, Corea está entre las 13 economías más grandes del mundo y clasificada como país desarrollado por la Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. También se le denomina “mercado en crecimiento”.

El ahorro

Taehwan Kim, doctor en política y economía general del mundo y director de la Fundación Corea, atribuye este fenómeno a tres bases: ahorro, producción e inversión en educación.

“El ahorro tiene que conectar la inversión y luego la inversión tiene que conectar la productividad”, es la teoría de Kim.

Más detalladamente explica que cuando se ahorra mucho dinero, se puede invertir en la economía; y la productividad es necesaria porque no se pueden acelerar las inversiones sin ella.

“Por eso en primer lugar es importante ahorrar e invertir y para ahorrar bien lo más importante es no gastar, siempre ahorrar”, agregó.

Kim recuerda que en la época entre 1960 y 1970, los ciudadanos trabajaban mucho, pero el ahorro era tan importante que solo comían una o dos veces al día. “El resto del tiempo en el día siempre trabajaban para ahorrar dinero y para asegurar buena vida para sus hijos”, rememoró Kim, agregando que ahora sus hijos y sus nietos gozan del buen ahorro de sus padres y abuelos, y gozan del consumo del que antes se privaban.

La inversión en educación

Taehwan Kim manifestó que la inversión en educación es muy importante, pero para obtener una “buena educación” se necesita invertir mucho tiempo, además de buenos maestros y buenos sistemas educativos.

Explicó que la educación en Corea incluye hacer conciencia en los jóvenes de tener expectativas de mejorar sus condiciones de vida. “Por eso para la gente coreana, lo importante para su vida, es obtener buena educación y por eso el gobierno se interesa en ofrecer buena educación a la gente”, aseguró Kim.

Aunque Corea asegura un eficiente sistema educativo, Kim señaló que los ciudadanos no deben cesar en demandar mejor educación a sus gobiernos, para que el sistema educativo siempre vaya creciendo y mejorando.

Modelo intensivo de crecimiento

Kim considera que para que Corea del Sur alcanzara el desarrollo que tiene hoy, fue necesario que transitara hacia un modelo intensivo de crecimiento.

Actualmente, Corea se encuentra en la segunda etapa de su proceso de desarrollo, según Kim, cuando lo más importante es el recurso humano intelectual.

“Ahora Corea se encuentra en una etapa de calidad, no de cantidad, por eso, en este momento para nosotros sería necesario atraer los pensamientos del pueblo hacia el futuro, porque ya estamos en un nivel más alto”, manifestó Taehwan Kim, en entrevista con El Nuevo Diario.

Bajo amenaza por más de 60 años

Las amenazas de Corea del Norte no causan tensión, asombro ni alarma en la ciudadanía de Corea del Sur, que vive actualmente en paz, desarrollo y prosperidad económica, en ciudades que combinan el concreto y la infraestructura urbana, con jardines multicolores, en los que prevalece el verde de la naturaleza.

Taehwan Kim, doctor en política y economía general del mundo, expresó en entrevista con El Nuevo Diario que Corea del Sur ya está acostumbrada a las amenazas de Corea del Norte, y es por eso que nadie se inmuta cuando el líder norcoreano Kim Jong-un, y sus antecesores han amenazado a su vecino.

Asegura que han sido 60 años de amenaza bélica, sin embargo, “si Corea del Norte usa su arma nuclear eso le significaría quebrar su propio régimen”, dijo Kim. Pero también mencionó que tienen el “paraguas” de China y Estados Unidos, que no solo serían observadores si las amenazas se convierten en acciones.

“Por ejemplo china es muy buen amigo de Corea del Norte, pero si ellos lanzan un arma nuclear, China y Estados Unidos no van a ver solamente, ellos van a hacer algo”, manifestó Kim, agregando que los surcoreanos saben que la amenaza es falsa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus