•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En una hora un solo ejemplar de murciélago insectívoro es capaz de comerse 12,000 zancudos, o aportar al control de la plaga de la broca del café que genera pérdidas a los productores. El frugívoro dispersa hasta 60,000 semillas de una especie vegetal en una noche, y el murciélago nectarívoro “preña plantas” mientras va de flor en flor, afirma Arnulfo Medina, coordinador del Programa de Conservación de Murciélagos de Nicaragua, al referirse a la importante función que cumplen estos mamíferos de la noche, a los que el cine ha encasillado en el rol del perverso chupasangre.

Medina, con base en los resultados del estudio “Conservación de murciélagos en Nicaragua: el papel de las reservas silvestres privadas”, advierte que por la destrucción de su hábitat y por las matanzas que se realizan, creyendo que son vampiros, 14 de las 105 especies de murciélagos identificadas en el país se encuentran bajo amenaza.

El papel de villanos que les asigna el cine, en la realidad los murciélagos lo pagan con su vida. En Nicaragua eso ha llevado a 14 especies a formar parte de la lista roja de animales en peligro de extinción; hecho que no solo afecta a la población de esta particular especie de mamíferos --los únicos que pueden volar--, pues su falta altera el equilibrio de los ecosistemas, impactando la economía y hasta la salud de los seres humanos, plantea Arnulfo Medina, coordinador del Programa de Conservación de Murciélagos en Nicaragua.

 

De acuerdo con el experto, lejos de ser ese animal perverso y tenebroso que recrea la ficción, el murciélago presta importantes servicios ambientales: un solo ejemplar es capaz de comerse 12,000 zancudos en tan solo una hora, y así controlar plagas que pueden provocar epidemias.

Los 40,000 ejemplares del Mombacho

Tomando como referencia que en una sola cueva de murciélagos del volcán Mombacho, existen unos 40,000 ejemplares, Medina da una idea de cuán beneficiosa y necesaria es esta especie en cuanto al control de insectos.

Añade que anualmente esa población de mamíferos alados y peludos puede llegar a consumir ocho toneladas de insectos dañinos para los cultivos, y con eso habrá abonado a que los productores se ahorren dinero en plaguicidas.

Solo tres chupansangre

Eso solo en el caso de las especies de la familia de murciélagos insectívoros, apunta el experto, tras enfatizar que se comete un error cuando se exterminan murciélagos porque se tiene la falsa idea de que se trata de vampiros chupasangre.

Aclara que de las 105 especies de murciélagos que existen en Nicaragua, solo tres se alimentan de sangre: dos de sangre de aves y una de sangre de mamíferos.

“El guano de estos animales también sirve como abono natural, de hecho, el mejor abono orgánico que existe en el mundo es el guano del murciélago”, añade.

Estudian especies

En el estudio “Conservación de murciélagos en Nicaragua: el papel de las reservas silvestres privadas”, desarrollado por Medina, se constató que los murciélagos son una especie que paga caro la mala reputación que les crearon.

Dentro de las principales amenazas identificadas está la destrucción del bosque, los incendios, la perturbación de sus refugios y el control poblacional por medio de matanzas.

Las reservas privadas desempeñan un rol clave en el proyecto de conservación de los murciélagos, ya que de acuerdo con la investigación, el 72% de la población total de murciélagos del país se concentra en ellas.

En peligro

El estudio recoge el preocupante estado en que se encuentran 14 especies de murciélagos, pues de ese grupo han detectado cinco especies que presentan una disminución alarmante de su población, mientras las restantes nueve se ubican bajo amenaza.

Freddy Cruz, presidente de la Red de Reservas Silvestres Privadas, llama la atención sobre el perjuicio que causa el deterioro de los bosques para los murciélagos, y destaca el compromiso que asumen las reservas aportando un importante capital natural para su conservación.

“Si queremos reforestar más rápidamente, dejémosles el espacio a los murciélagos”, apunta Cruz.

Falta conocimiento

Ante esa situación, Medina recalca que falta capacitar a campesinos, productores y personal del Ministerio Agropecuario y Forestal, a fin de que se eviten esas matanzas “innecesarias”.

Explica que si se sacrifica a los frugívoros porque detectan frutos con picaduras, se interrumpe la cadena de reproducción de la planta, porque el murciélago cumple la función de diseminar la semilla.

Áreas claves para la conservación

El estudio “Conservación de murciélagos en Nicaragua: el papel de las reservas silvestres privadas”, identifica que los sitios claves para la especie son:

Volcán Masaya

Refugio Bartola, en Río San Juan

Cueva Apaguai, en Estelí

El Abuelo, en Rivas.

Regeneradores de bosques

“Un solo murciélago frugívoro puede dispersar hasta 60,000 semillas en una noche”, indica Medina, mostrando el antes y el después de un terreno que hace apenas un año lucía deforestado, y que se recuperó de forma natural. “¿Quién cree que sembró todas estas plantas? ¡Los murciélagos!”, responde el investigador, apuntando que una vez que el bosque se regenera comienzan a llegar otras especies.

Igualmente pasa con los nectarívoros, que mientras van de flor en flor se encargan de “preñar a otras plantas”, expone Medina.

“Nadie ve a los murciélagos dando los beneficios al humano, pero son muchísimo más inmensos que hasta los de las propias aves”, indica, explicando que las aves desempeñan labores de polinización de manera posada, mientras que los murciélagos tienen la cualidad de hacer ese trabajo en vuelo.

En este mismo sentido, apunta que especies como la pitahaya dependen casi exclusivamente del murciélago para la polinización de sus flores.

Se dice que hasta un 70% de plantas del bosque tropical pueden llegar a ser polinizadas por murciélagos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus