•   Taipei  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tsung-Yao Chang, presidente de una empresa taiwanesa que fabrica saxofones, solo sonríe cuando le pedimos su opinión sobre la primera reunión de los presidentes de Taiwán y China continental, Ma Ying-jeou y Xi Jinping. Piensa por segundos y expresa: “La música no tiene fronteras”.

Lien Chang Saxophone Co, la empresa familiar fundada por el abuelo de Tsung-Yao en la ciudad de Taichung, exporta instrumentos musicales a China continental y ha logrado tan buena aceptación entre comerciantes y artistas de allá que el cuarteto musical de jovencitas de la familia Chang acaba de ser invitado a viajar a Beijing, para ofrecer conciertos en escenarios importantes.

Los negocios entre Taiwán y China Continental han aumentado tanto desde 2008, cuando se abrió el intercambio comercial, que hoy representan el 40.8% de las exportaciones taiwanesas, motivo para que cualquier desajuste en la economía del gigante chino tenga repercusión en las finanzas de la isla, como ya sucede.Turistas chinos en Taipei.

En 2014 la economía de Taiwán creció 3.7%, pero en 2015 podría subir solo 1.5% porque sus exportaciones han caído en 10%, en parte por la contracción en China, explica Berton B. C. Chiu, consejero del Ministerio de Economía de Taipei.

Lo que siempre va en ascenso es el arribo de turistas chinos a Taiwán y, por ende, la cantidad de vuelos directos entre las dos naciones.

Cada semana aterrizan en Taipei 890 aviones procedentes de China continental que llevan a la isla un promedio de 10 mil turistas por día, los que según estadísticas del gobierno, se quedan aquí al menos siete noches y gastan diario unos 200 dólares.

EN BUSCA DE MÁS CALIDAD

Desde que Ma asumió el gobierno de Taiwán en el 2008, se expandió la relación económica entre las dos naciones y en 2010 suscribieron un acuerdo marco de cooperación en ese campo. Hoy, más de 40 mil empresas taiwanesas tienen inversiones en China continental por un monto total superior a los 150 mil millones de dólares, además de transferir nuevas tecnologías.

En cambio, las empresas de China continental asentadas en Taiwán no pasan de 700 y sus inversiones suman 1,300 millones de dólares, operando sobre todo en el área comercial, afirma Ben Ren Lee, funcionario del departamento que supervisa los negocios entre las dos naciones desde Taipei.

Este año, sin embargo, la depresión económica en China ha afectado las exportaciones taiwanesas, indica Connie Chang, directora de planificación del Consejo Nacional de Desarrollo, quien revela que el gobierno de Taipei solicitó a los empresarios de la isla buscar nuevos mercados en Medio oriente, Europa del Norte o Europa Oriental.

Taiwán está hoy dedicado a mejorar la estructura industrial, porque si bien ha creado centenares de empresas de alta tecnología, necesita aumentar su ventaja “en investigación y desarrollo de la calidad”, comenta Chang.

Una compañía taiwanesa, HTC Corp, se ha proyectado este año en Estados Unidos como competidor de Apple, con su nueva línea de teléfonos inteligentes que desafían al Iphone, un aparato que también lleva piezas electrónicas creadas en Taiwán.

“Estamos compitiendo en el mercado mundial y queremos mantener nuestras ventajas en tecnología, por eso vemos qué otros aspectos podemos aprovechar”, explica Chang. “No podemos competir con la cantidad de producción de China, ese país es como la fábrica del mundo y también es el mercado de consumo más grande del mundo. El desarrollo de China va rápido”.

LAS DIFERENCIAS

China continental tiene una extensión de 9.6 millones de kilómetros cuadrados con 1,370 millones de habitantes. En términos de territorio y población, Taiwán es un país pequeño, una isla con solo 36 mil kilómetros cuadrados y poco más de 23 millones de habitantes. Sin embargo, en cuanto al ingreso per cápita, Taiwán alcanza los 21,000 dólares y China solo 7,600 dólares.

Las empresas taiwanesas aprovechan la mano de obra barata de China continental para producir allí piezas informáticas que luego llevan a la isla para ensamblarlas. Las exportaciones totales de Taiwán, valoradas en 305 mil millones de dólares durante el año 2014, se componen de equipos electrónicos y eléctricos en 44% y de bienes de industria pesada en 40%. Otros productos industriales representan el 15.5% y solo el 1% corresponde a materias primas agrícolas o procesadas.

Ese es el resultado de lo que en el mundo se conoce como “la experiencia de Taiwán”, la nación que pasó de la economía agrícola a la industrial. Más del 90% de sus empresas son pequeñas y medianas, pero en ellas prevalece el afán por competir en el exterior y en los servicios al turismo, lo que el gobierno estimula con premios anuales a la innovación.

Entre las causas de la reducción de las exportaciones taiwanesas, Berton B. C. Chiu señala tres: La caída del precio del petróleo ha reducido la demanda en algunos países; China Continental está haciendo cadenas propias de suministros para la producción, disminuyendo así la importación de algunas piezas; y Taiwán ha avanzado poco en la firma de nuevos tratados de libre comercio.

ALZAN LA MIRADA

Kuan Hsing Handmade Paper es una pequeña fábrica familiar que elabora papel artesanal, en el condado de Nantou. Aunque su apariencia es la de un sencillo taller, una parte de su producción es exportada a China continental y otros países cercanos, explica Hsiu-ling, la joven administradora de la empresa.

Negocios así podrían crecer si Taiwán lograra entrar a nuevas áreas de libre comercio, como se ha propuesto. Las exportaciones taiwanesas dependen mucho del mercado de China continental, por eso si se reduce en 1% el crecimiento de este gigante, la economía de la isla pierde 0.5% de crecimiento, comenta Jiann-Chyuan Wang, vicepresidente del Centro de Investigaciones Económicas Chung-Hua.

A Taiwán le urge acceder a otros mercados con ventajas, señala Jiann-Chyuan, como el del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) donde están Brunei, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

También le interesa la Alianza de Integración Económica Regional (RCEP), con naciones de la Asociación del Sudeste Asiático (Asean) como Brunei, Myanmar, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Vietnam, además de Australia, China, India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda.

TIEMPO DE ELECCIONES

El Nuevo Dólar taiwanés (NT$), la moneda de la isla que en la calle se cotiza hoy a 31 por un dólar de Estados Unidos, ha sufrido ligeras devaluaciones este año y entre los ciudadanos se percibe cierta inconformidad por el costo de la vida, según encuestas, lo que ha influido en la campaña electoral que culminará con los comicios generales de enero próximo.

El partido en el gobierno, Kuomintang (KMT) está en desventaja ante el opositor Partido Democrático Progresistas (DPP), 22% frente a 45%, según la intención de voto del último estudio de opinión de la Universidad Nacional de Chengchi.

Las expectativas de tener más bienestar social y una mejor distribución de salarios, parecen ser dos motivos por los que el DPP lleva ventaja en las encuestas electorales, dice Chia Hung Tsai, director del Centro de Estudios Electorales de Chengchi.

Cuando el presidente taiwanés Ma Ying-jeou se reunió con el mandatario de China Xi Jinping, el 7 de noviembre último en Singapur en un encuentro histórico sin precedentes desde 1949, en Taipei algunos ciudadanos criticaron a Ma por acercarse más a China continental y otros dijeron que buscaba de esa forma mejorar la intención de voto de su partido, KMT.

Tsai considera que el efecto de la reunión entre Ma y Xi dentro de la isla podría ser negativo para el KMT, en el contexto electoral, si un sector de la población interpreta que “en vez de resolver problemas internos, está dando más importancia a las relaciones con China”.

En la isla, la mayoría de la población (59%) dice tener una identidad taiwanesa, y el 33% se identifica como taiwanés y chino a la vez. Una minoría, 3.3% afirma que su identidad es netamente china, según estudios recientes de la Universidad de Chengchi

EL OTRO ENCUENTRO

En los sitios turísticos de la isla son constantes las avalanchas de chinos continentales. Con guías que alzan banderitas coloridas para diferenciarles, entran en grupos al Museo del Palacio Nacional para ver obras de arte milenarias traídas desde el continente en 1949 por el líder nacionalista Chiang Kai-shek, quien seguido por más de un millón de personas, fundó entonces en Taipei la República de China en Taiwán.

Igual llenan los pasillos de la Torre 101, el edificio más alto de la capital con más de un centenar de pisos que alberga el centro financiero de la isla, los parajes del lago El sol y la luna o los senderos junto al mar del parque geológico Yehliu.

Año tras año, los hechos van mostrando otros intereses de los chinos continentales al llegar a Taiwán. Además del reencuentro con la historia de China guardada en los museos de la isla, y el acercamiento a una sociedad hermana desarrollada en otras condiciones políticas, sociales y económicas, crece el interés por una educación diferente.

Más de 30 mil jóvenes de China continental estudian ahora en universidades de la isla. ¿Por qué? preguntamos a la funcionaria Connie Chang. “Porque aquí en Taiwán hay una sociedad muy abierta, con una planificación completa”, responde. “Los estudiantes de China pueden tener aquí un entorno de aprendizaje, más liberal, más completo”.

Otra razón por la que chinos continentales quieren estudiar en Taiwán, es aprender mejor el mandarín tradicional, porque en China simplificaron los caracteres de ese idioma cuando Mao Tse-tung hizo la revolución cultural, mientras en la isla mantienen la escritura original, comenta Kevin C. F. Lin, subdirector de información de la Cancillería.

Nicaragua, séptimo proveedor de café de Taiwán

Negocios. Las ventas de café de Nicaragua a Taiwán, en términos de valor, han representado 5.4 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2015, mostrando un incremento de 1.7 millones de dólares con relación al mismo período de 2014.

En todo el año 2014, Taiwán compró café nicaragüense por un valor total de 5.8 millones de dólares, y se espera que cuando concluya el 2015 Nicaragua haya percibido más dinero que el año anterior por la venta de café a la isla asiática.

Nicaragua se posicionó este año como el séptimo proveedor de café de Taiwán, detrás de Indonesia, Brasil, Estados Unidos, Colombia, Guatemala y Malasia.

De los países centroamericanos, el primer vendedor de café a Taiwán es Guatemala, que ocupa el quinto lugar de todos sus proveedores del mundo. Le siguen Nicaragua, Costa Rica en el sitio 11, Panamá en el 12, Honduras en el 13 y El Salvador en el lugar 14.

Taiwán está comprando más productos nicaragüenses en general, mediante el acuerdo de libre comercio. En 2013 las importaciones de la isla desde Nicaragua sumaron 67.6 millones de dólares, y en 2014 subieron a 82.2 millones de dólares.

A la otra China

Los habitantes de China continental cada vez más viajan a Taiwán, en condición de turistas.

Visitas
Casi 10 millones de turistas de China continental han visitado Taiwán en los últimos siete años.

Vuelos
Que se debe tener en cuenta a la hora de junio por el contrabando fallido.

Turistas
Solo en 2014 arribaron dos millones de turistas chinos a Taiwán.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus