•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La creencia popular de la era de la televisión a demanda es que la gente, los jóvenes especialmente, quieren ver sus programas favoritos en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier dispositivo. El mirar de manera “lineal” una sucesión de programas elegidos por una estación televisiva desaparecerá, conforme los espectadores elijan a la carta en Amazon, Hulu y Netflix. La creencia no es del todo equivocada, pero ¿qué tal si a los jóvenes se les ofrecieran canales más sintonizados con sus gustos?

Pluto.tv, una empresa emergente estadounidense nacida hace tres años, ofrece televisión gratuita por internet bajo el supuesto de que muchos espectadores siguen siendo, en el fondo, personas a las que les gusta pasar el tiempo tirados en un sofá: quieren sentarse y ver cualquier cosa que pase en la pantalla. La compañía ha desarrollado más de 100 canales, organizados por programadores humanos con una guía de los datos --y la ocasional corazonada-- sobre lo que a la gente le gusta ver. Entre lo que ofrecen están “Caricaturas de TV clásicas” “Noticias 24/7”, “Gatos 24/7”, un canal de pop dedicado a Beyoncé y otro que solo pasa películas de kung-fu. Sky, un primer inversionista junto con Universal Music Group, también transmite su canal noticioso en el servicio. Pluto divide los ingresos por publicidad con sus socios de contenido.

Modelo desafiante

Esto podría parecer un modelo de negocios desafiante, dada la dirección tomada por el entretenimiento televisado. No solo los espectadores quieren cada vez más ver programas a demanda, también quieren saltarse los anuncios. El Boston Consulting Group proyecta que en Estados Unidos esa forma “no lineal” de ver televisión aumentará en más del doble a 40 por ciento de todo el tiempo pasado viendo televisión para 2018. Los gigantes tecnológicos con enormes bases de usuarios --Amazon y Google-- están transmitiendo video de modo continuo y comisionando programas originales, y Apple podría unírseles pronto. En cuanto a las compañías de cable, siguen disfrutando de una ventaja dado que muchos clientes tienen que depender de ellas para su servicio de internet de banda ancha.

Sin embargo, hay una grieta en estas formidables plataformas de contenido que un servicio nicho pudiera explotar. Cuestan dinero, y se dice que los millennials odian pagar por las cosas. El cable en particular está llegando a ser considerado como demasiado costoso. Hay mucho desperdicio en sus amplios paquetes de televisión de paga, dijo Ken Parks, presidente ejecutivo de Pluto y exejecutivo de Spotify, un servicio de transmisión continua de música.

  • La televisión a demanda cuesta dinero y se dice que los millennials odian pagar por las cosas.

Los paquetes de canales de los gigantes del cable incluyen mucho contenido que los espectadores nunca verán, y su costo puede exceder los 150 dólares al mes. BCG estima que el número de suscripciones de televisión de paga ha alcanzado su punto máximo y declinará sustancial, aunque gradualmente. Hasta que la llegada de la próxima generación de tecnología móvil, “5G”, traiga velocidades de banda ancha inalámbrica superveloces, muchos consumidores seguirán teniendo que dar algo de dinero a las empresas de cable por su acceso a internet.

Sin embargo, Pluto, que no ha dado a conocer todavía resultados financieros, dice que ya tiene más de dos millones de personas viendo sus canales al menos una vez al mes. Un 40 por ciento de ellas tiene entre 18 y 34 años de edad. El servicio planea añadir un nivel premium de paga, pero por ahora Parks está apostando a los jóvenes austeros a quienes les gusta pasar el tiempo tirados en un sofá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus