•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde hace unos 37,000 años todos los europeos proceden de una única población fundadora que persistió a través de la Edad de Hielo, según un estudio que además constata que la historia europea ha conocido movimientos de población continuos --algunos dramáticos-- desde que llegaron los humanos modernos. 

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación que publica la revista Nature, en la que se establece un hilo narrativo de las migraciones y cambios de la población europea gracias al análisis de ADN antiguo de 51 muestras de humanos modernos que habitaron el continente europeo entre hace 45,000 y 7,000 años. 

Entre ellos, restos de la cueva de El Mirón (España), que junto a los otros trazan un dibujo de los "dramáticos cambios" de la población en Europa en este período: lo que se ve es una historia de la población que no es menos complicada que la de los últimos 7,000 años, según el estudio. 

"Una historia con múltiples episodios de reemplazo y migraciones, a una escala inmensa y dramática, y en un momento en el que el clima estaba cambiando dramáticamente", explica en una nota de prensa David Reich, autor de este trabajo e investigador del Instituto Médico Howard Hughes en la Escuela Médica de Harvard (EE.UU.). 

Además, la investigación está liderada por grupos de la Universidad de Tubinga y del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ambos en Alemania, y en ella participa, entre otros, el español Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de la Universidad de Cantabria. 

Orígenes africanos -Inmigrantes en Grecia, una de las puertas de entrada a Europa-

Nuestra especie es africana, salió de ese continente, se estima hace unos 45,000 años y luego se extendió por toda Europa. 

Este trabajo, que incluye el análisis genético más completo del paleolítico superior europeo, establece una población fundadora hace unos 37,000 años en el noroeste de Europa, la cual ha sido capaz de dejar trazas hasta hoy, detalla a Efe Manuel González Morales, director del instituto cántabro y firmante también de este trabajo. 

Esta población tuvo varias ramificaciones importantes en diferentes partes de Europa y una de ellas está representada por los restos de humano moderno encontrados en un yacimiento belga. 

Los investigadores creen que esta ramificación, que formaba parte de la cultura Auriñaciense (sustituyó a partir de hace aproximadamente 38,000 años a la cultura Musteriense en el inicio del paleolítico superior), fue parcialmente desplazada hace unos 33,000 años, cuando otro grupo de humanos antiguos, miembros de una cultura diferente --conocida como Gravetiense--, entró en escena.

Recolonización 

Sin embargo, los primeros no desaparecieron: se han hallado restos de descendientes de estas poblaciones en el suroeste de Europa, en lo que hoy es España, con una datación de 19,000 años. 

Precisamente, el fósil humano de la Cueva del Mirón, denominada la "Dama Roja", pertenece al linaje de los primeros pobladores auriñacienses y está emparentada con un individuo de la Cueva de Goyet, en Bélgica, fechado hace unos 35,000 años. 

"Esto quiere decir que la población fundacional se mantuvo en muchos lugares o que cuando vino el último máximo glacial las poblaciones del norte de Europa emigraron hacia el sur, entre otros sitios al Cantábrico, zona de refugio ya conocida", añade González. 

Este estudio apunta que estas poblaciones volvieron a recolonizar Europa a medida que retrocedieron los hielos. 

Este es uno de los grandes cambios poblacionales que se describen en el artículo, el otro los científicos lo datan hace 14,000 años: aparecen toda una serie de individuos dispersos por toda Europa, cuya afinidad genética es con las poblaciones de Oriente Medio, subraya el investigador de Cantabria. 

Para González, este trabajo demuestra que la historia europea ha conocido "casi continuamente movimientos de población", después de que aparece nuestra especie en el continente. 

Otra de las cosas que pone de manifiesto este trabajo es que las poblaciones humanas prehistóricas contenían entre un 3 y 6 % de ADN neandertal, pero hoy en día la mayoría de los humanos solo tienen un 2 %, tal y como han apuntado también otras investigaciones. 

"El ADN neandertal es ligeramente tóxico para los humanos modernos", concluye Reich. 

Grecia no puede frenar la ola migratoria 

El gobierno griego comunicó ayer que cuenta en su territorio con 54,142 refugiados, una cifra que no deja de aumentar a pesar del acuerdo entre la UE y Turquía que tenía, entre otros objetivos, detener las llegadas de migrantes a las costas helenas.

Solo en este fin de semana, centro de las celebraciones de la Semana Santa ortodoxa, arribaron a las costas de las islas del Egeo oriental 112 migrantes, fundamentalmente a Samos y a Quíos, haciendo aumentar hasta los 8,150 el número de refugiados en estas islas.

Grecia trata de disminuir la presión sobre los campamentos de refugiados y centros de detención, cuya capacidad haya sido ampliamente superada para tratar de evitar incidentes violentos como los de la semana pasada en Lesbos, que causaron 15 heridos, para lo que las autoridades quieren trasladar a decenas de migrantes de los centros desbordados a otros con espacio disponible.

En el campo de detención de Quíos, por ejemplo, hay 2,265 refugiados en un espacio habilitado para 1,100 personas, mientras que en Samos, donde hay oficialmente 850 plazas, se hacinan 986 migrantes.

La situación más crítica se da precisamente en estos campos de detención de las islas del Egeo oriental, en los que la tensión no deja de aumentar, ya que a la superpoblación hay que sumar el régimen de confinamiento de los refugiados.

Con motivo de las festividades de la Pascua ortodoxa dichos traslados de migrantes se detuvieron temporalmente, según confirmó hace unos días a Efe el portavoz del Gobierno para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, por lo que las cifras de refugiados en los campos improvisados del Pireo e Idomeni se mantienen prácticamente constantes.

Mientras en el del puerto ateniense acampan 2,135 personas y hasta 10,172 se acumulan en el campo de la frontera grecomacedonia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus