•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tiempo atrás, a unos cientos de metros arriba de la laguna de Tiscapa existió “La Loma”, un caserón blanco que durante 50 años, juntando el tiempo que todos los presidentes que  vivieron allí, fue cómplice de las conversaciones y decisiones que conforman la historia reciente de Nicaragua.

Este Palacio Presidencial, como así también era llamado, es quizás –por su posición geográfica y hechos famosos- la residencia más conocida de los mandatarios.Vista frontal de lo que era la Casa Presidencial en Tiscapa.

En esta estructura murió el expresidente leonés René Shick, el general Augusto C. Sandino tuvo su última cena antes de que fuera asesinado y es allí donde hubo cuartos de tortura utilizados durante la dinastía de la familia Somoza.

El edificio, ya en ruinas, fue nombrado parque histórico. De la antigua Casa Presidencial solo quedan las bases. Ahora, a unos metros de allí está el monumento a Sandino, inaugurado en 1991, y al lado está la tanqueta “Aracely”, regalo del expresidente italiano Benito Mussolini a su entonces homólogo nicaragüense, el general Anastasio Somoza García.

TIEMPOS DE ZELAYA

Este terreno, antes de construirse el Palacio Presidencial, le servía como potrero al expresidente José Santos Zelaya. En él su ganado pastaba y cruzaba hasta la laguna a tomar agua. Y como antes no existía una casa presidencial establecida, el exmandatario Tomás Martínez (1859-1863 y 1863-1867) mandó a levantar un amplio local que actualmente ocupa el Palacio Nacional de la Cultura (situado en la vieja Managua), destinado a ser utilizado como su despacho y residencia.

Esta situación se mantuvo hasta el arribo al poder del expresidente José Santos Zelaya (1893-1909), quien construyó una residencia particular en el lote que actualmente ocupa la torre donde se aloja parte de las oficinas de la Asamblea Nacional, ocupando entonces el domicilio de su predecesor como despacho y sede de otras dependencias del Gobierno, cuenta el historiador Bayardo Cuadra.

Cuadra detalla que la residencia de Zelaya sirvió de domicilio también para el expresidente Adolfo Díaz (1911-1917). En ese entonces, este lugar ya era conocido como Casa Blanca o Casa Número 1.
Por su parte, el expresidente Carlos Solórzano (1925- 1926) vivió durante su corto período presidencial en su casa particular, situada frente al costado oeste del Parque Central, ubicado en la vieja Managua. Tanto el Palacio Nacional como la Casa Blanca fueron tumbadas por el terremoto de 1931.

Fue hasta el ascenso a la presidencia del general José María Moncada (1929-1933) que los mandatarios empezaron a establecerse en un solo domicilio, cuando decidió construirse el Palacio Presidencial, ese mismo caserón blanco famoso donde Sandino tuvo su última cena y salió para ser asesinado, en 1934.

VISIBLE

La construcción tenía los nuevos giros de la arquitectura, cuya imponencia llamaba poderosamente la atención, siendo visible desde cualquier punto de la ciudad.

Los planos de la nueva casa presidencial, cuyo terreno era propiedad el Gobierno de Nicaragua, fueron solicitados a los Estados Unidos. Solo los planos estaban valorados en US$5,000. Su construcción fue iniciada en octubre de 1929 y terminó en poco más de un año, se indica en una publicación hecha en el diario Barricada, el 16 de diciembre de 1987.

Esta estructura de tres plantas sobre un terreno desnivelado costó un poco más de US$170,000. El diseño del edificio inicial principal, realizado por el arquitecto italiano, residente en Nicaragua, Mario Favilli, reflejaba la influencia del llamado “estilo morisco”, inspirado en la arquitectura arábiga, detalla el investigador Bayardo Cuadra.

“La casa presidencial decidió erigirse en esa zona porque desde el punto de vista escénico, desde la cumbre de la Loma de Tiscapa se contempla el mejor paisaje de Managua. Por otra parte, desde el punto de vista de defensa militar estratégica, siempre las cumbres de los cerros son aprovechadas por sus características para edificar fortines o residencias, como es el caso de la Loma de Tiscapa”, detalla Cuadra.

EL TERREMOTO

El museo en honor a Sandino, ubicado en Tiscapa.El 4 de enero de 1931, el expresidente José María Moncada realizó un gran banquete para la inauguración de la nueva casa presidencial.

“El tema de conversación seguro fue Sandino, pues los principales invitados al banquete eran precisamente los oficiales norteamericanos que dirigían la guerra. Estuvo allí gente como Lejeune, Feland, Gullick y otros tantos “héroes” del ejército de Estados Unidos”, detalla el diario Barricada, en un artículo titulado “La Loma” y publicado el 17 de diciembre de 1987.

Tres meses más tarde, el 31 de marzo de 1931, a inicios de Semana Santa, un terremoto destruyó la capital, que en ese entonces contaba con 50,000 habitantes. La mayor parte de la ciudad quedó hecha escombros. La casa presidencial de Moncada, apartando el derrumbe de una ampliación reciente, salió ilesa, por eso muchos oficiales y soldados norteamericanos se refugiaron en la casona en aquellos días.

Fue un ingeniero italiano, de apellido Contesti, quien algún tiempo después del terremoto de 1931 se encargó de reconstruir el ala oriental del Palacio Presidencial y hacer múltiples adiciones a la planta del edificio, algunas de ellas ajenas al aire morisco adoptado originalmente.

Contiguo al ala oriental se construyó un extenso edificio que ocuparon las oficinas de las diversas secretarías: privada y de la presidencia, en la parte alta. Por su parte, las oficinas de Información y Prensa, Militar, Oficina de Seguridad y Oficina de Correspondencia Telegráfica, ocupaban la planta baja, al igual que los archivos principales de todas las dependencias. Se construyó, asimismo, separado del conjunto principal, un alojamiento con suficiente capacidad para la Guardia Presidencial y las oficinas correspondientes, comenta Cuadra.

En esa misma década, Anastasio Somoza García mandó a construir a unos metros de esta casa presidencial la residencia del Director de la Guardia Nacional, conocida como La Curva, donde tiempo después, y ya renovada, Anastasio Somoza Debayle conviviría con su amante Dinorah Sampson.

El 21 de febrero de 1934, ya con el doctor Juan Bautista Sacasa en la presidencia, el general Augusto C. Sandino asistió en compañía de amigos y lugartenientes a una cena en la casa presidencial, pocas horas antes de que fuera capturado por órdenes del jefe del Ejército, Anastasio Somoza García.

Dos años más tarde, el 9 de junio de 1936, el jefe del Ejército, Anastasio Somoza García, le realizó un golpe de estado al doctor Juan Bautista Sacasa. Es en esta misma casa presidencial que Anastasio Somoza García realizó un golpe de estado por segunda vez, en contra del entonces presidente Leonardo Argüello Barreto, a solo 26 días de haber tomado posesión, el 26 de mayo de 1947, asumiendo este cargo hasta 1956.

Diez años después, el 3 de agosto de 1966, el leonés René Shick murió en la casa presidencial de La Loma, a causa de un infarto después de regresar de una gira por Europa. Shick fue el único presidente que murió en la Casa Presidencial. Existen versiones que indican que fue asesinado estando en su cama, pero estaba solo al momento de morir.

“CUARTOS DE COSTURA”

Otra de las situaciones muy comentadas dentro de la Casa Presidencial fueron los cuartos de tortura, denominados como “cuartos de costura”.

El historiador Bayardo Cuadra refiere que aunque exista poca información al respecto, se presume que la construcción de celdas y calabozos no estaba incluida en el diseño básico original del Palacio Presidencial, preparado por el arquitecto Favilli, pues la idea era que ese Palacio sirviera de residencia del presidente y su familia.

“El cuarto de costura de la Casa Presidencial de Managua se denomina de este modo porque la llave que da acceso a él tiene colgada una pequeña etiqueta de madera con esta leyenda: Cuarto de costura, pero en su interior no está la tradicional máquina de coser, ni la canasta de la abuela con ovillos de lana multicolores, ni hay tampoco el gato que pone su garrita felina sobre el tricolé, como en los viejos cromos de 1910”, relata el héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro, en el artículo “Estirpe sangrienta: los Somoza “el cuarto de costura”, recopilado en los Talleres de Historia publicados en 1992.

Probablemente las costureras domésticas del régimen se encerraron allí en otras épocas para diseñar los trajes de alguna primera dama, siguiendo las peripecias de la moda y acomodando las costuras a las exigencias de las recepciones oficiales, añade Chamorro.

Y continúa: “era ahora en ese cuarto donde habían torturado a muchos antes que a mí, donde me iban a torturar… y sobre la mesa, donde quizás habían diseñado el velo de novia, los innumerables trajes de mujeres y niños donde estaban los instrumentos, listos como una mesa para operaciones”.

En él había un polígrafo, una grabadora para registrar  las declaraciones y los gritos, narra Chamorro. De ese cuarto de costura o la misma Casa Presidencial que oculta conversaciones, decisiones de expresidentes y hechos que cambiaron la historia del país solo quedan las ruinas.

REPARACIÓN COSMÉTICA

DAÑOS. La reparación cosmética que ocultó las bases lesionadas durante el terremoto de 1931, fue la causante de que 41 años después, con el sismo del 23 de diciembre de 1972, la construcción se derrumbara.

En aquel entonces, el general Anastasio Somoza Debayle ya residía en su mansión de El Retiro, actual sede del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

Actualmente, los rastros de La Loma, o los mismos sótanos de los que habla Pedro Joaquín Chamorro, permanecen abiertos al público. Es allí donde se erige una estatua de Sandino, el mismo lugar donde tuvo su última cena antes de ser asesinado.

Después del terremoto, el edificio del Banco Central fue casa presidencial, y desde 1999, con fondos del gobierno de Taiwán, se construyó la Casa Presidencial o Casa Naranja, ubicada en el centro histórico de Managua y cuyos costos fueron de 10 millones de dólares. Este fue sede oficial del Gobierno durante las administraciones de Arnoldo Alemán (1997–2002) y Enrique Bolaños (2002–2007).

El actual Gobierno decidió descartarla como su domicilio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus