•   Montreal  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todavía se puede observar el número 32 del exbig leaguer nicaragüense Denis Martínez colgando en algunas tiendas deportivas en Montreal, Canadá, donde recientemente se celebró uno de los mejores festivales de jazz del mundo.

Martínez, quien lanzó un juego perfecto en 1991 con los desaparecidos Expos de Montreal, llegó a esa ciudad luego de que en 1986 los Orioles de Baltimore le dieran de baja por su bajo rendimiento y problemas de alcoholismo.

En el evento no solo suena jazz, explican los asistentes.La oportunidad que obtuvo con los Expos, Martínez la aprovechó al máximo.

El nicaragüense, conocido en el mundo del beisbol como “el presidente”, abandonó el alcoholismo y se enfocó en su carrera deportiva.

Martínez se convirtió en uno de los mejores lanzadores en la historia de los Expos, al punto que fue llamado a los juegos de estrellas de las Grandes Ligas por tres años consecutivos.

Jugando para Montreal, lanzó un juego perfecto, contra los Dodgers de Los Ángeles, el 28 de julio de 1991.

  • A Denis Martínez se le recuerda en Montreal con mucho cariño no solo por sus logros deportivos, sino también por su personalidad.

También se convirtió en el latinoamericano más ganador en la historia de las Grandes Ligas, con 245 triunfos.

Sus éxitos fueron muchos con el equipo canadiense, tanto así, que llegó a ser parte del Salón de la Fama en el beisbol de este país.

Es por eso que en el Festival Internacional de Jazz de Montreal, que atrae a más de 2 millones de personas, se puede todavía apreciar el número 32 que usó Martínez con la camisa de los Expos.

EL FESTIVALDos asistentes al Festival Internacional de Jazz.

El festival, que se desarrolla anualmente durante 10 días (del 29 de junio al 9 de julio), se celebra en la calle Rue Jeanne-Mance y sus alrededores.

Más de 5 tarimas son colocadas en las partes principales de la avenida para que el público disfrute de los diferentes conciertos.

Narciso Romero, de El Salvador, quien llegó por primera vez a disfrutar del festival, dijo que el evento llenó sus expectativas.

“Había escuchado mucho de este festival, pero nunca me imaginé que fuera tan inmenso, voy a tener que regresar más seguido”, apuntó el salvadoreño.

Harmy Mendoza, de México, quien también asistía por primera vez al evento, que se realiza desde 1980 en Montreal, resaltó que le fascinó la variación de música con la que cuenta el festival.

“Yo pensaba que todo era jazz, pero no es así. Me he dado cuenta que tocan todo tipo de música, estoy muy fascinada de que un grupo de música ranchera mexicana haya participado”, destacó.

Y es que más de 3 mil artistas de todas partes del mundo participan todos los años en el Festival Internacional de Jazz, para ofrecer lo mejor de su música.

La cita artística atrae a miles de personas.Los conciertos que estos artistas ofrecen al público, en su mayoría, son gratuitos.

Manuel Cano, de Colombia y con más de 30 años viviendo en Montreal, declaró que desde que se inició el festival nunca se ha perdido uno.

 

“Hace 25 años me tocó ver a Celia Cruz, fue algo espectacular, sentí que regresé a mis raíces.

Cada año siento que despierta todos mis sentidos cuando llega esta fecha, porque vivir la música, no importando de dónde venga, me identifica como latino”, afirmó Cano.

LA CIUDAD

Montreal, además de convertirse en un lugar de música internacional en el verano, es una ciudad impresionante que enamora a todo aquel que la visita.

Está bordeada por el majestuoso río “Saint Lawrence”, el cual es parte de la división entre Estados Unidos y Canadá.

Este río también resalta la belleza del viejo Montreal, el cual tiene un parecido a las calles coloniales de París, lo que convierte el lugar en un espacio predilecto para los románticos.
Montreal, donde sus habitantes tienen mucho aprecio por Denis Martínez, por sus logros alcanzados y su personalidad, cuenta también con comercios subterráneos para todos los gustos.

Acá, las personas además de realizar compras o almorzar en los diferentes restaurantes, lo utilizan para refugiarse del frío del invierno o, bien, del calor del verano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus