•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El metano es invisible a la vista y no produce buenas imágenes para la televisión. Por tanto, cuando unas 100,000 toneladas se escaparon de un sistema de gas natural en Aliso Canyon, en Los Ángeles en el transcurso de 112 días el invierno pasado, el hecho atrajo poca atención de los medios, aún cuando obligó a la evacuación de miles de casas y la columna de humo fue lo suficientemente grande para ser detectable desde el espacio. Compare eso con la cobertura del derrame petrolero del Deepwater Horizon en 2010, que fue el tema principal de las noticias durante semanas en Estados Unidos, con muchos de los reportes enfocados en el impacto ambiental en la costa del Golfo de México.

De manera poco sorprendente, muchas compañías petroleras y gaseras preferirían que las fugas de metano permanecieran fuera de la vista del público, aun cuando su industria ahora supera a los eructos de las vacas como una fuente de emisiones. El metano es el componente predominante del gas natural, un combustible que muchas compañías de energía están adoptando por encima del petróleo y el carbón como un “puente” hacia un futuro, posterior al carbono y el cual ha recibido un nuevo aliento de vida por la revolución del esquisto de Estados Unidos. Cuando se quema, emite la mitad del bióxido de carbono que el carbón y mucho menos sulfuro, hollín y otros contaminantes.

Sin embargo, los gases de invernadero aíslan a la Tierra en formas diferentes. El bióxido de carbono permanece en la atmósfera durante más de 500 años, el metano solo 12, pero el segundo es unas 25 veces más potente. El Instituto Estadounidense del Petróleo (API, por su sigla en inglés), un grupo de cabildeo, dice que Estados Unidos está en “buenas condiciones” gracias al gas natural. Como ha llegado a rivalizar con el carbón como la principal fuente de generación de energía, ha ayudado a reducir las emisiones de la fuente principal del calentamiento global. El instituto cita datos que demuestran que la cantidad de metano que se filtra de los pozos y ductos de gas natural que cruzan Estados Unidos ha caído durante el último cuarto de siglo.

“No nos preocupemos de manera poco razonable” por el metano, dijo Erik Milito del API, “porque la industria lo ha estado abordando”. 

Sin embargo, los ambientalistas que reconocen una preferencia por el gas natural por encima del carbón creen que las filtraciones de metano pudieran ser su error fatal. El Fondo para la Defensa Ambiental (EDF, por su sigla en inglés), una ONG estadounidense que trabaja con la industria para reducir las emisiones de metano, ha desplegado en los últimos años cámaras infrarrojas a lo largo de los gasoductos de las compañías energéticas y al lado de miles de pozos de petróleo y gas, así como equipo de monitoreo aéreo para recopilar datos. Los resultados sugieren que las filtraciones de metano son significativamente más altas de lo que se creía anteriormente.

El EDF ha encontrado que una cantidad desproporcionada de las emisiones filtradas de la infraestructura del petróleo y el gas proviene de unos cuantos sitios “súper emisores”. En casos raros, como Aliso Canyon, puede tomar meses taparlas. Más a menudo, los culpables quizá sean las válvulas defectuosas en los tanques de almacenamiento al lado de los pozos, las cuales pudieran arreglarse con una simple llave inglesa pero que, si no se atienden, dejan escapar metano al aire.

Recientemente, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) introdujo sus primeras regulaciones destinadas específicamente a poner un tope a las emisiones de metano, reconociendo que ha subestimado el problema. Elevó su estimación de la cantidad de metano que se filtró de la cadena de suministro de gas natural y petróleo en Estados Unidos en 2013 en un 30 por ciento, una revisión enorme.

Steve Hamburg, científico en jefe del EDF, señaló que esto aún deja fuera a las súper emisiones de “escaso apuntamiento”. Estimó que, en total, se filtra alrededor de entre 2 y 2.5 por ciento del gas que fluye por la cadena de suministro estadounidense.

Si esto se eleva, pondrá en peligro el argumento de que el gas natural es más limpio que el carbón en todo periodo. Si el gas natural surge como un rival de la gasolina como combustible, como esperan firmemente compañías europeas como Royal Dutch Shell, esos niveles erosionarían el beneficio climático neto en general, dijo Hamburg.

“Cambiar del carbón al gas siempre es beneficioso para el clima a largo plazo”, dijo, “pero los beneficios a corto plazo dependen de minimizar las emisiones de metano”.

Añadió que él tiene experiencia del efecto del metano en su cabaña en las Montañas Blancas de Nueva Hampshire, donde el calentamiento global significa que los árboles ahora crecen en lugares que él nunca había considerado posible.

Los productores de petróleo y gas reconocen que les interesa frenar las filtraciones, porque les da más gas natural que vender. Dicen que están intensificando los esfuerzos de monitoreo y han incrementado el uso de “terminaciones verdes” en los pozos de esquisto, para capturar el metano emitido al final del proceso de fracking, en vez de hacerlo arder en la punta del pozo.
Grandes compañías europeas parecen tomar el riesgo de su reputación en serio: “La industria se da cuenta de que necesita prepararse”, dijo un ejecutivo.

BP, por ejemplo, ha diseñado un proyecto gasero en Omán que debería estar libre de fugas. ENI de Italia ha establecido metas disponibles públicamente para reducir las emisiones de metano.
Algunos gigantes petroleros de propiedad estatal, como Saudi Aramco de Arabia Saudita y Pemex de México, se han unido a los esfuerzos mundiales para reducir las emisiones de metano.

Sin embargo, muchos estiman que compañías similares en Angola, Nigeria y Rusia surgirían como grandes emisores si se recolectaran datos confiables. Un reporte de 2015 elaborado por Rhodium Group, una firma de investigación, indicó que grandes productores como Angola, Irak y Libia nunca habían reportado cifras de emisiones de metano a Naciones Unidas.

Sin buenos datos globales, será imposible controlar el problema.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus