•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el año 2011  fue elegida Júzcar como la localidad para estrenar la película de animación “The Smurfs” (Los Pitufos), basada en la serie de televisión muy popular en la década de los 80 del pasado siglo y que, a su vez, se inspira  en unas tiras de cómic ideadas por el dibujante y caricaturista Pierre Culliford (Bruselas -Bélgica- 1928-1992), conocido como Peyo, para el semanario Le Journal de Spirou en 1958.

Según fuentes de la productora, Sony Pictures Animation, la tercera parte de esta franquicia para el cine también tendrá su estreno en esta localidad, ubicada en la Serranía de Ronda, a unos 120 kilómetros al suroeste de la capital de provincia, Málaga, y tan solo a 55 kilómetros de la costera ciudad de Marbella.Júzcar se extiende por el denominado Alto Genal.

Lo primero que sorprende al visitante que se acerca hasta este pueblo pequeño, de calles estrechas y al que se accede por una carretera de montaña, es que prácticamente todas sus casas están decoradas en azul, lo que le hacen parecer, entre el ocre y el verde de sus alrededores, como un lugar realmente mágico.

Efe se pone en contacto con su alcalde, Francisco Lozano, quien explica cómo fue la idea de convertir al pueblo en una localidad de los pitufos y pintar las fachadas de todas las casas del mismo color.
“La compañía Sony estaba buscando una localidad para promocionar su primera película de Los Pitufos y nos lo propusieron por varios motivos. Primero porque es una localidad pequeña que se amoldaba a la idea de una aldea que tiene la historia infantil y, además, porque estamos rodeados de bosques y eso les gustó mucho y encajaba en la historia”.
Efectivamente, Júzcar se extiende por el denominado Alto Genal y por una larga y estrecha franja de terreno que lo adornan castañares, roquedales de la Sierra del Oreganal y los pinos y encinares propios de la zona serrana. También, como no podía ser menos por su carácter andaluz, se ve salpicado de olivos.
“Somos actualmente 240 personas censadas y, aunque parezca contradictorio, tenemos poca juventud en el pueblo”, agrega el primer edil.
Pero uno de los asuntos que también llaman la atención en los tiempos que corren es poner de acuerdo a una mayoría para pintar sus casas del destacado color que tienen los personajes de Peyo.
Ante esto, el alcalde comenta a Efe: “En principio hubo una reunión y se aceptó que se pintaran de azul, pero que también estuviera presente el color blanco, tan típico en nuestra Andalucía. Pero, viendo la repercusión que tuvo en el turismo, posteriormente planteamos un referendo en el que, por amplia mayoría, se aceptó pintar todas las casas en azul”.
Un color que, según comentaba en una entrevista la viuda del caricaturista que los inventó, surgió “por exclusión, si hubieran sido de color verde se habrían confundido con la vegetación, el rojo hubiera sido demasiado llamativo y el amarillo poco afortunado. Solo quedaba el azul”.

SENDERISMO, BARRANQUISMO… Y SETAS
Y Júzcar volverá al panorama internacional esta Navidad, al igual que lo hizo en 2011, ya que en esas fechas tiene previsto la productora presentar la tercera película de la franquicia con  las casas azules de fondo.
Sobre lo que representa para sus habitantes, el alcalde comenta: “Para nosotros es importante porque supone un impulso grande al turismo, una de las fuentes más importantes para la economía del pueblo. De hecho, la compañía está repintando las casas para esa presentación, con el añadido novedoso que prepara una magnífica decoración e iluminación navideña para el evento”.
Efectivamente en el pueblo, además de observar las casas y pasear por sus calles decoradas con alguna que otra “seta” y elementos de la serie, también se pueden realizar actividades relacionadas con estos especiales personajes, aunque la corporación está también pensando en actividades lúcidas especiales para los más pequeños.
Una localidad que, con sus 33 kilómetros cuadrados de extensión,  no solo tiene la particularidad y curiosidad de ajustarse a la aldea de estos singulares personajes, sino que además en ella pueden practicar senderismo y, especialmente barranquismo, ya que, en palabras de su edil “tiene una de las zonas más maravillosas de barrancos de la Andalucía de interior”.
Además en tan pequeño espacio, el turista puede contemplar una bella iglesia parroquial, dedicada a Santa Catalina, que tiene su origen en el siglo XVI; las ruinas de la Real Fábrica de Hojalata de San Miguel; así como la denominada Sima del Diablo, entre otros lugares de interés.
Y, si se acerca a ver las “viviendas de los pitufos”, no puede dejar de probar, especialmente en otoño, su gastronomía, basada en una gran variedad de platos donde las setas son las grandes estrellas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus