•   Montreal, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobernador de la provincia canadiense de Manitoba pidió ayuda y recursos adicionales a Ottawa debido al aumento del número de personas que llegan desde Estados Unidos a pedir refugio.

De acuerdo con el "premier" (gobernador) Brian Pallister, el número de migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y Canadá en Manitoba "se ha más que duplicado" en las últimas semanas, disparando a más del doble también los gastos del gobierno provincial.

"Este significativo aumento en la demanda (de refugio) está ejerciendo una presión extrema sobre quienes brindan nuestros servicios y los recursos que tenemos disponibles para enfrentar la situación", dijo el gobernador conservador.

"Estamos orgullosos de formar parte del equipo de Canadá, pero necesitamos que el gobierno federal acelere el paso y haga su trabajo", añadió.

El secretario de Seguridad Interior estadounidense, John Kelly, tenía previsto reunirse con su contraparte canadiense, Ralph Goodale, y con el ministro canadiense de Inmigración, Ahmed Hussen, para debatir el tema.

El incremento de los solicitantes de refugio en Canadá se registra mientras el presidente estadounidense Donald Trump promete capturar y deportar a inmigrantes indocumentados, así como imponer una minuciosa investigación a los viajeros de varios países musulmanes.

Manitoba comparte la frontera con los estados estadounidenses de Dakota del Norte y Minnesota.