•   Beijing, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las operadoras de cruceros con rutas en China están desviando a Japón las líneas con paradas inicialmente previstas a Corea del Sur, ante la reticencia de los turistas chinos a visitar ese país por el despliegue del sistema antimisiles Thaad.

La estadounidense Royal Caribbean explicó, en una serie de notificaciones publicadas en su página web, que cruceros que tenían previsto atracar en puertos surcoreanos cancelarán estas escalas o las sustituirán por estancias en Japón hasta diciembre.

"Parte de los viajes no van a parar en puertos de Corea del Sur, sino que van a pasar el día en el mar. Estamos tratando con el mayor esfuerzo cambiar algunos viajes que paran en puertos de Corea del Sur a puertos de Japón que son más atractivos aún para los consumidores", dijo la empresa en un comunicado.

Royal Caribbean atribuyó esta decisión a la "precaución" ante la "nueva situación de Corea del Sur", sin referencias explícitas al inicio del despliegue del Thaad que ha provocado todo tipo de boicots por parte de China hacia Seúl.

Asimismo, la operadora de cruceros ofreció a sus clientes compensaciones si estos cambios resultan en la duración del viaje.

Por otra parte, la italiana Costa Cruceros ha retirado a Corea del Sur de los destinos asiáticos que oferta a su página web para China (ahora únicamente da la posibilidad de viajar a Japón, Hong Kong, Tailandia y Vietnam), según comprobó el jueves Efe. Además, Costa ofrece estos días descuentos de más del 30% a los turistas chinos que elijan realizar un crucero con parada en los puertos japoneses.

La operadora italiana fue protagonista de un sonado caso de boicot chino hacia Corea del Sur cuando unos 3,300 viajeros que navegaban en uno de sus cruceros se negaron a bajarse del barco cuando este hizo el pasado sábado una escala en la isla surcoreana de Jeju.