•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ejército guatemalteco entregó el pasado miércoles 74 hectáreas de una finca al poblado indígena de Santa María Nebaj para la construcción de una universidad en una de las regiones más golpeadas por la Guerra Civil (1960-1996), informó el presidente Jimmy Morales.

Los terrenos servirán para construir una extensión de la estatal Universidad de San Carlos, principal institución de enseñanza superior del país, otros centros educativos, recreativos y de salud, precisó el mandatario.

“Queremos que niños y niñas (...) puedan tener la posibilidad de convertirse en grandes ingenieros, grandes arquitectas, abogadas, médicos y médicas y puedan tener acá la posibilidad de desarrollarse sin tener que irse ni a la capital ni a Estados Unidos”, declaró Morales.

La entrega de las tierras se logró tras 11 años de diálogo entre el Ministerio de la Defensa Nacional y la municipalidad de Nebaj, 105 km al noroeste de Ciudad de Guatemala.

Según el alcalde de la localidad, Pedro Cobo, durante el conflicto armado varias tierras comunitarias fueron nacionalizadas, entre ellas la finca que por más de 30 años estuvo en pugna con la institución armada.

Marginación y represión 

En el acto de entrega de los terrenos, Cobo dijo que la región ha “sufrido por décadas la marginación del Estado” y que los terrenos entregados por el Ejército servirán para “el desarrollo” local.

Nebaj, junto con los municipios de San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, en el departamento del Quiché, forman la región ixil, una de las que más sufrieron la represión durante el conflicto armado interno y donde se documentó un genocidio de indígenas durante la dictadura de Efraín Ríos Montt (1982-83). 

El militar retirado, de 90 años, enfrenta ahora un juicio por genocidio a raíz de la matanza de indígenas en la región ixil.

El conflicto que sufrió Guatemala dejó unos 200,000 muertos y desaparecidos, según el informe de la ONU presentado en 1999, la mayoría de víctimas fueron indígenas en masacres cometidas por soldados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus