•   Katmandú, Nepal  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos años después del terremoto que causó más de 9,000 muertos, Nepal afronta con retrasos y problemas su reconstrucción, pero el proceso ha atraído a oenegés y empresas que apuestan por sistemas baratos, fiables y rápidos de construcción alternativa.

Adobe, escombros, arcilla son materia prima para modernas formas de construcción que hacen menos complicado edificar y no menos

resistentes las viviendas de un país al que el 25 de abril de 2015 la naturaleza sacudió causando más de 21,000 heridos y 7,000 millones de dólares en pérdidas.

Con el tiempo pasando y un pírrico balance de 22,234 viviendas reconstruidas y 49.681 en proceso de un total de 626,695 destruidas,

el Gobierno nepalí está dando licencias de construcción a aquellos que edifican de forma diferente, indicó a EFE Yam Lal Bhoosal, portavoz de la Autoridad Nacional para la Reconstrucción (NRA).

“Estamos de acuerdo en que cuantas más formas nuevas de construcción más rápido será el camino para la reconstrucción. De todas formas, todas las técnicas tienen que ser resistentes a terremotos”, añadió Bhoosal.

Raj Kaji Shrestha, ingeniero del NRA, señaló que el Gobierno ha dado el visto bueno hasta ahora a 12 técnicas alternativas de construcción.

“Después de la aprobación del Gobierno, la NRA ha permitido la reconstrucción usando esas nuevas tecnologías”, declaró a Efe el técnico del NRA, entidad que ha venido permitiendo la edificación de acuerdo dentro de un rango de 23 procedimientos preestablecidos.

Todos estos modelos exigen piedra, ladrillo, barro, cemento, hormigón y hierro, y seguir las instrucciones de la construcción habitual en el país, pero requieren tiempo y capacitación técnica.

La ong francesa Arquitectura y Desarrollo (A&D) ha construido en colaboración con el Campus de Ingeniería Pulchowk un edificio piloto en el que muestra su apuesta por una técnica de piedra confinada o mampostería que puede levantarse usando los escombros de piedra y restos de madera de la vivienda destruida. Patricia Ocaña, arquitecta de A&D, recordó a Efe que esta técnica ha sido usada en Marruecos y en Haití, y ahora buscan el permiso del Gobierno nepalí para poder aplicarla en el país del Himalaya.

La ventaja es clara: una casa con un piso bajo de 230 metros cuadrados y un ático de 210 puede ser construida por 300,000 rupias nepalíes (menos de 3,000 dólares).

“No hemos pasado el test sísmico y por tanto necesitamos aún la autorización de la NRA para entrar en el plan de la reconstrucción”, adujo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus