•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tiene 41 años y lleva varios de ellos brillando en el firmamento de la fama, gracias a su larga trayectoria entre las pasarelas y el mundo de la interpretación. “Acorralada”, “The Longest Minute of my life”, o “Que te perdone Dios”, son algunos de los títulos de telenovelas y películas que abarca la filmografía de Raúl Olivo, a los que ahora se suma la exitosa serie española, “Perdóname, Señor”.

Pero además de actor y modelo, Raúl Olivo, al que la revista “People” ha reconocido en dos ocasiones como uno de los solteros latinos más atractivos, es cantante y un experimentado practicante de artes marciales.

Durante su entrevista con EFE en Madrid, el actor venezolano, ahora de promoción en España, charla sobre este y otros temas.

Usted saltó a la carrera artística a través de la moda. ¿qué puede contarnos de esos comienzos?

Aquellos fueron mis primeros pasos a la hora de ponerme ante una cámara. La verdad, fue algo fortuito, no lo iba buscando: se me acercaron y me dijeron que si quería participar en unos comerciales… Y por ahí empecé.

Yo había estudiado Administración de Empresas y Gerencia Estratégica del Mercado, ¡algo totalmente diferente! (risas). Con el tiempo, lo que empezó como un hobbie fue tornándose en algo un poco más serio, tenía cada vez más trabajo, viajes… Poco a poco fui cogiéndole el gusto a lo que es estar ante una cámara, empecé a estudiar actuación y por ahí comenzó todo.

¿Cómo fue ese paso hacia el mundo de la interpretación?

 Bueno, estando en los comerciales ya estás actuando de alguna forma. No como en una novela, serie o película, claro, pero tienes que interpretar. Y obviamente, los anuncios se ven mejor cuando estás preparado… Así que empecé a estudiar actuación y a realizar castings para telenovelas, y ahí mismo me dieron un papel en una y ya me quedé pegado en este mundo de locos (risas).

“Muy alocado”

¿Qué ha cambiado en Raúl Olivo desde entonces?

Mucho, mucho. Yo era un Raúl Olivo muy alocado, y la verdad es que disfrutaba muchísimo de cada cosa que hacía y era todo por vivir experiencias… Hoy en día, ya estoy un poco más serio, esto ya es mi trabajo, mi profesión, es a lo que me dedico y lo que me gusta hacer. En ese sentido, ha cambiado mucho mi perspectiva sobre cómo ver el medio en el que trabajo.

¿Cómo hace para compaginar su labor de padre con su profesión?

Yo creo que los actores, y los artistas en general, solemos tener una vida muy nómada. Mi hija vive con su madre, sabe a lo que se dedica su padre y yo, cada vez que puedo, la visito y estoy con ella.

Y además, gracias a Dios, en estos tiempos la tecnología nos ayuda a mantenernos cerca: haces vídeollamadas, mandas una foto, un audio… Y hay un contacto mucho más intenso.

¿Qué puede contarnos de su faceta musical?

Cantar fue algo que siempre me gustó. Crecí con ello: mi madre canta, no de manera profesional, y yo siempre tuve ese sueño de poder grabar alguna canción. Estando aquí en España se me presentó la oportunidad de conocer a una productora y a un autor, llegamos a un acuerdo y empecé a grabar unas canciones por hobbie… ¡Y terminamos haciendo un disco entero!

Y después, teniéndolo en la mano, tuve la opción de poder presentarlo en Venezuela, en Miami… Y de abrir los conciertos de Michel Teló durante toda su gira en España. Fue una situación muy agradable e inesperada, ¡no contaba con cantar delante de miles de personas la primera vez que lo hacía en público! 

Fue increíble y estoy muy agradecido con España, porque me abrió las puertas para enseñar mi música y canté en muchos rincones de este país.

¿Qué opinión le merecen concursos como “la voz” que animan cada vez a más cantantes a intentar cumplir ese sueño que usted también tenía?

Me parece increíble. Cualquiera puede grabar algo hoy en día, hay más facilidades para hacerlo y exponerlo al público a través de Internet, YouTube, las redes sociales… Pero este tipo de programas no solamente ofrecen exposición, sino un apoyo y formación: clases, voz, escenografía… Enseñan a enfrentarse a las cámaras y a tener un público delante. 

Y, además de eso, lo apoyan artistas musicales reconocidos con muchísima trayectoria y, además, está el premio final de la realización y promoción de un disco. Todo eso es muy importante para un cantante.

Además de todo lo anterior, usted es también un gran practicante de artes marciales, con un interesante recorrido… por ejemplo, ha sido ganador de Kick Boxing en Venezuela, y obtuvo un segundo puesto en el campeonato mundial de kárate. ¿Nos contaría algo de esta faceta?

Empecé a hacer artes marciales a los seis años. Es mi pasión, son deportes que llevo practicando toda la vida y es algo que me gusta y me relaja. Y bueno, tuve la oportunidad de competir en Estados Unidos, en un campeonato mundial, en Venezuela… He practicado kárate, muay thay, kick boxing, algo de boxeo… Un poco de todo, la verdad. 

Como digo, las artes marciales mixtas me relajan, a pesar de considerarse violentas, allí descargo toda mi energía. Y también hago un ejercicio más “normal”: pesas, correr… Pero las artes marciales son lo que más me late. 

Un mafioso mexicano, “malo, malo”.

 

¿Qué puede contarnos sobre su experiencia trabajando en “perdóname, señor”?

“Perdóname, Señor” ha sido una serie que he disfrutado muchísimo. Para empezar, me dio la oportunidad de trabajar con grandes actores y actrices de España, y también de conocer un lugar como Barbate (Cádiz), donde se rodó la serie, que es increíble… La gente era súper atenta y agradable, me recibieron muy bien, ¡y hasta me conocían por novelas que he hecho en Latinoamérica, como “Acorralada”! Algo que la verdad, me impresionó muchísimo.

Fue una experiencia muy bonita porque este personaje, a pesar de ser un malo, malo, malo, para mí era como un reto: poder interpretarlo como pedían, adoptar un acento mexicano del norte, con un trabajo actoral a través de Internet y mucha práctica… Y ahora, la serie está en el aire y está siendo un éxito, así que encantado de ver lo bien que está funcionando un trabajo que hicimos con tanto cariño y dedicación.

Sabemos, como usted  mismo acaba de decir, que su personaje en la serie, el mafioso mexicano Augusto Valenzuela, es malo, malo, y que Raúl Olivo es alguien completamente distinto, pero... ¿hay algo que tengan en común actor y personaje? ¿Qué ha puesto Raúl de sí mismo en Augusto?

A ver… (risas) Sí, es malo, malo… Y no tiene nada que ver conmigo, ¡gracias a Dios! (más risas). Obviamente, hay gestos que son del actor: uno utiliza su cuerpo como medio de interpretación, pero… No, no hay más que eso, el personaje Augusto Valenzuela es completamente distinto a Raúl Olivo.

De todos los lugares a los que su carrera artística lo ha llevado, ¿hay algún rincón del mundo que recuerde con especial cariño?

Madrid. No tengo ni que pensarlo… Madrid para mí, y España en general, es un lugar que siento como mi casa: llego y me siento parte de aquí. 

¿Hay algún sitio en el que aún no haya trabajado que quiera visitar?

Pues… Aunque he vivido en Los Ángeles, no he trabajado allí, y me gustaría hacerlo con alguna producción angloamericana. También en Francia y otros lugares… Ya llegará el momento.

gerard sobrevivirá al riesgo de extinción causado por todo tipo de catástrofes astrofísicas.

La revista People le ha nombrado en dos ocasiones uno de los hombres más atractivos, ¿qué siente ante este reconocimiento?

Bueno… Es un reconocimiento que, obviamente, agrada, y ayuda un poco al ego… Pero es lo único que llena. Obviamente, siempre es mejor un reconocimiento sobre la carrera profesional y artística de uno, que valore todo ese trabajo que hacemos los actores y que la gente no ve, porque ven lo que hacemos en pantalla pero no todo el sacrificio y esfuerzo previo.

Pero estoy y estaré siempre muy agradecido con la revista People, desde la que me han apoyado mucho, y haber tenido dos veces ese tipo de reconocimiento… está bien. (risas).

Teniendo en cuenta esos nombramientos, su experiencia en el mundo de la moda, y su estilismo, ¿cuál diría que es su complemento favorito?

¿Mi complemento de moda favorito? Los relojes “Le Rhöne”, que son una máquina del tiempo espectacular y única, adaptados a todos los estilos y ocasiones: deportivos, elegantes, de lujo... Además, me han dado un gran un apoyo en México y en España.

La situación en Venezuela genera mucha alarma mundial... ¿qué opina usted, como venezolano, de todo este conflicto?

Ufff… Es un tema delicado para mí, la verdad, porque siento mucho a Venezuela… Aunque no soy político, ni suele gustarme hablar de política en las entrevistas, pero  se sabe que lo que está pasando hoy en día es algo que está mal, desde cualquier punto de vista. 

Estoy completamente en desacuerdo con el régimen que está actuando sobre los venezolanos y espero que salgamos de esto pronto y recobremos la Venezuela que teníamos hace más de dieciocho años. No hace cuatro años, sino antes: hace más de dieciocho años. Deseo que seamos un país libre nuevamente y que tengamos los derechos que nos merecemos, y no perdure esto que está ocurriendo y que es horrible.

¿Qué proyectos tiene pendientes, ya sea en españa, en américa o en el resto del mundo?

Así de forma más cercana, tengo un par de proyectos,  aun por cerrar, en México y Estados Unidos. Y ahora estoy aquí en España, disfrutando del éxito de “Perdóname, Señor” que está siendo número uno en audiencia y me siento encantado de poder compartirlo de primera mano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus