•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ecuatoriana Kristel Ralston tiene poco más de 30 años y se está convirtiendo en un fenómeno literario a través de Internet; la argentina Susana Oro lleva publicadas 12  novelas de género amoroso y consiguió un exitazo con “Hechizo de luna”. Ambas han puesto en valor la novela romántica y, con la habilidad de crear varias piezas al año, consiguen lectores en cualquier punto del planeta.

Kristel Ralston inició su trayectoria laboral como periodista, pero sus necesidades literarias comenzaron en la ciudad española de Barcelona, donde se enamoró de la novela romántica y, tras volver a Ecuador, encontró que no había muchos compatriotas trabajando en este género.

Sobre este tipo de literatura, la joven autora, que tiene treinta y pocos años, comenta en entrevista con Efe: “es el género con el que me siento más cómoda escribiendo, me encanta, lo disfruto mucho”.

 Su “enganche” con este tipo de novela lo relata haciendo un símil con la cafeína: “sentía como cuando uno necesita cafeína para levantarse y funcionar, necesitaba mi novela romántica y, entonces, me di cuenta de que yo también la podía escribir y decidí hacerlo”, explicó.

Tiene 19 novelas editadas en tan solo 4 años, desde que comenzó a publicar en 2013, y dice ser “una mujer afortunada, porque puedo decir que vivo de las novelas románticas”.

 Publicó su primera novela en papel “Un orgullo tonto”, pero se dio cuenta de que el mundo global camina por Internet. Sobre todo cuando consigue ser finalista en la segunda edición del Premio Literario de Autores Independientes en español, instituido por la empresa de comercio electrónico Amazon, destacando que, gracias a las nuevas tecnologías, “ahora se puede escribir en cualquier rincón del mundo”.

En el año 2015, fue la única latinoamericana “entre los 1,200 manuscritos que se enviaron desde todos los países de habla hispana” con su novela ‘Lazos de cristal’, además de ser la única del género romántico entre los finalistas.
 La escritora ecuatoriana indicó también que este certamen “marcó un antes y un después” en su escritura y que con él descubrió lo que representa el camino de la autopublicación, “puesto que este sistema ofrece la posibilidad de ser un poco más reconocida a través de tu trabajo y llegar a un mayor número de lectores”.

Preguntada acerca de cómo se lleva el ser ella su propia editorial, matiza: “en realidad me considero una autora “híbrida”, ya que además de autopublicar tengo contratos con distintas editoriales, pero me parece interesante poder tener lo mejor de dos mundos”.

“El año pasado autopubliqué ocho novelas, algo que no podría haber hecho con una editorial, porque resulta difícil que una empresa de este tipo apueste por ocho libros en el mismo año de una misma autora”, afirma Ralston. La joven escritora guayaquileña Kristel Ralston con algunas de sus obras. Foto cedida.

“Ahora solo necesito mi creatividad, mi ordenador, Internet y la plataforma de Amazon”, concluye la escritora.

 En estos momentos, Ralston está escribiendo su vigésimo libro, bajo el título “Si hubiese un mañana”, con la intención de sacarlo al mercado en agosto o en septiembre.

Susana oro, conectando a partir de la ficción

La novelista argentina nacida en Córdoba, Susana Oro, inició sus primeros pasos profesionales como abogada, hasta que en 2009 se dio cuenta que lo suyo era escribir, publicando “Ríndete a mí”.

“Gracias a la literatura conseguí  superar algunos problemas familiares y conseguí que me sacara de los pensamientos tan negativos que, durante una etapa, tenía”, declaró Oro en una entrevista a Efe.

Sobre la búsqueda de la inspiración en sus trabajos, Oro aseguró que no se fija en “gente real”, sino que sus historias “parten de un conflicto basado puramente en la ficción”.

Hasta el momento ha publicado 12 novelas de género romántico, y con el título ‘Hechizo de luna’ le llegó el éxito al convertirse en finalista en la tercera edición del Premio Literario de Autores Indie en español de la empresas de comercio electrónico Amazon.

“No solo es llegar a finalista, que es un gran logro, es que el concurso tiene mucha visibilidad para todos los autores que se presentan; yo participé en el primero y en el tercero, y la verdad es que las ventas fueron muy grandes, uno solo no llega tan lejos”, destacó sobre su presencia en el certamen.

Este concurso concentró, durante su tercera edición, alrededor de 1,500 publicaciones de 39 países, una representación que según la escritora supone “una buena forma de aprender las costumbres de otros países, puesto que cada uno tiene sus modismos”.

“Acá en Latinoamérica somos todas muy parecidas y con España somos muy distintas, a veces nos cuesta entendernos, pero creo que es una buena forma de ampliar lo que uno hace”, matizó.

En cuanto a sus proyectos de futuro explicó que tras su último libro -una historia romántica basada en el drama- quedó “bastante marcada”, aunque en estos momentos está cerca de terminar una nueva novela antes de que acabe el año.

Publica de tres a cuatro títulos al año, un ritmo de trabajo que considera posible gracias a la autopublicación en plataformas como Kindle Direct Publishing (KDP) de Amazon.

“La ventaja es la libertad que uno tiene de publicar lo que escribe o lo que le gusta escribir; y el tiempo en el que uno quiere publicar, porque en una editorial tiene que depender de sus tiempos, ya que tienen muchos escritores y no siempre te pueden publicar dos o tres novelas al año”, comentó Oro.

La autora, quien anteriormente publicaba sus obras a través de una editorial, prefiere continuar en el sistema de la autopublicación ya que, para ella, en las grandes compañías “salvo que escribas ‘Cincuenta Sombras de Grey’, por poner un ejemplo, es difícil que te den la importancia y la promoción para vivir de la literatura”.

“Tengo libros a la venta en todo el mundo, en Australia, en Canadá, en Japón, algo que en una editorial no ocurre tan sencillo”, finaliza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus