12 de diciembre de 2010 | 19:44:00

| END

Por un planeta con más agua


Allá en Siuna, donde las aguas fluyen, tanto de fuentes cristalinas como de ríos contaminados con viejos metales, provenientes de la labores de minería, se desarrolla toda una campaña de concienciación social que abarca todas las edades y donde la niñez, especialmente y cada vez más, se apodera con creatividad y alegría de los espacios públicos para exigir con propiedad el cuido del agua

Por José Adán Silva | Especiales

Por un planeta con más agua
Imagen
Siuna, municipio de antigua actividad minera que padece problemas con el acceso al agua potable. ARCHIVO / END


comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

El nombre de Karin Anissa Martínez González estaba escrito por todas partes de Siuna: en reglas escolares, llaveros, camisetas, carteles, libretas y se mencionaba en voces de algarabía infantil, donde se le elogiaba con respeto.

Su nombre se acompañaba de una frase de doce palabras que resumió en breve la grandeza de sus pensamientos infantiles: “Respeta mis derechos y cuida el agua por el bien de Nicaragua”.

Karin Anissa, de ocho años, yace de pie en la tarima recibiendo una enorme caja de juguetes. No podía ocultar su emoción, en silencio y con los ojos bien abiertos, cuando por los parlantes se le llamó para entregarle el premio por haber sido elegida con el mejor lema en defensa del Agua, durante la VI Feria Municipal “Derechos de la niñez a una vida saludable”.

Promoción de valores verdes

El evento, realizado el pasado 20 de noviembre en la cancha municipal de este alejado municipio enclavado en el corazón de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, era la culminación en 2010, de un prolongado proceso de educación y promoción de valores ecológicos y humanos entre la población en general e infantil de la zona, apoyado desde hace seis años por Save The Children y otras organizaciones no gubernamentales, municipales y nacionales.

Ahí se premió a Karin Anissa y A decenas de niños y niñas del área, que hicieron un gran esfuerzo creativo y colorido por promover el respeto al medio ambiente y sus diversos componentes naturales, a través de concursos de dibujos, obras de teatro, grupos de bailes, competencia de juegos y muchas otras diversas formas para alentar la defensa de sus derechos en torno al medio ambiente.

“Se siente bonito que la premien a una. Es importante que todas las niñas aprendamos a respetar el agua y la naturaleza. Como dice mi profesora, sin agua no hay vida”, dijo brevemente Karin Anissa al recibir el premio.

Su madre, Reyna Isabel González, contó que Karin, antes de decidirse por esa frase, ensayó muchas palabras más en sus cuadernos escolares, hasta que se enamoró de esa cita de doce palabras.

Galería de amor ecológico

No fue una victoria fácil. Había mucha competencia de una niñez que, a criterio de la profesora Carmen Mejía, coordinadora del Comité Organizador de la Feria, cada año se interesa más por conocer sus derechos y se expresa con más riqueza y libertad de los temas ambientales a través de las diferentes tipos de expresiones culturales, académicas y sociales en Siuna.

Muestra de ello es el siguiente compendio de frases y citas de niñas y niños de esta comunidad, que alentados por padres y madres, maestras y maestros, se lanzaron a competir por promocionar el derecho de la niñez a un Medio Ambiente saludable, a través de pinturas, dibujos, poemas, canciones y pensamientos.

Por ejemplo, Larry López, de siete años y estudiante del segundo grado de la escuela San Benito, creó la siguiente frase: “Sin agua no podemos vivir, la necesitamos para crecer, para ser felices”.

Más corta, pero no menos bella y categórica, fue la cita de Yalina Moreno, niña del segundo grado de la escuela Morava, quien trazó una montaña de donde caía un manantial azul sobre un luminoso campo verde donde pastaban animales y correteaban niños y niñas felices, bajo una frase de letras mayúsculas en letras verdes: “El agua es vida”.

Niñez empoderada

“Por mí, por vos, por Nicaragua, cuidemos nuestras fuentes de agua”, fue la frase de Clara Yanieth Olivas, del tercer grado de la escuela Niño Jesús que demuestra el nivel de posicionamiento de la niñez sobre el tema.

Álvaro Moreno Zelaya, coordinador de la dirección ambiental de la alcaldía de Siuna, uno de los participantes locales del evento, dijo que no era casual el nivel de empoderamiento de la niñez en el asunto, porque detrás del alegre evento anual que premia las iniciativas infantiles, se entrelazaba toda una campaña a favor de la higiene y la sanidad ambiental de la zona, en la que participan todos los sectores sociales del municipio, tanto organizaciones de la sociedad civil como oficinas de instituciones nacionales.

Por ejemplo, solo este año, en la feria el Comité Municipal organizador anunció la colaboración activa de Save the Children, la Alcaldía Municipal, el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Ministerio de Familia, Universidad de la Región Autónoma de la Costa Caribe de Nicaragua, Instituto para el Desarrollo y la Democracia, GTZ Alemania, Salud Sin Límites, Puentes entre Comunidades, Brigadas Ecológicas, Policía Nacional, Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, Ministerio del Ambiente, entre otras.

En el evento participaron más de 2,000 niñas, niños y adolescentes de todo el municipio.

María de los Ángeles Gaitán López, de 13 años, coronada como reina del agua de la “VI Feria Municipal Derechos de la Niñez a una vida saludable”, graficó bien el problema ambiental de la siguiente manera: “Si la juventud desde ahorita no hacemos algo por la naturaleza de nuestra comunidad, mañana no vamos a tener ni juventud, ni naturaleza, ni comunidad”.

Grave problema de acceso

Si bien la niñez y adolescencia de Siuna conocen la importancia del tema, quizás no saben la gravedad del problema del acceso a agua potable en la comunidad donde juegan, viven y crecen.

Fernando Morales, coordinador de proyectos de la Fundación para la Promoción y el Desarrollo, expresó el difícil acceso a agua potable en la zona y la mala calidad de algunas fuentes de agua de consumo humano, sobre todo en las zonas rurales del municipio.

“Aquí en Siuna se están desarrollando cuatro proyectos para beneficiar a siete comunidades, para un total de 5,918 personas. El proyecto viene acompañado, además de los sistemas de agua, con tratamiento y educación en familias, escuelas y casas saludables”, dijo Morales.

“Todas las escuelas están siendo beneficiadas con infraestructuras de agua y saneamiento, con inodoros ecológicos con sistemas de agua y lavamanos, para implementar en toda la región la higiene escolar, acompañada de una campaña educativa para posicionar en la cultura infantil los valores ecológicos de respeto al medio ambiente, principalmente en el cuido y uso responsable de las aguas”, detalló.

Enseñando a purificar

Según el responsable de proyectos, a la niñez se le educa en el lavado de manos, en el uso del inodoro, en el ahorro del agua, en el cuido de las fuentes y sus cuencas, en la limpieza del ambiente escolar, y a nivel familiar, higiene, colocación de la basura en su lugar, reciclaje, separación de los desechos orgánicos de los no orgánicos, cuido y trato de los animales domésticos y de crianza para consumo.

Dijo que actualmente uno de los principales problemas de Siuna es la falta de acceso a agua potable de la mayoría de la población. “La cobertura del agua es bien baja en el municipio, de 212 comunidades, rurales y urbanas, solo 36 comunidades tienen acceso al agua potable”.

El resto se abastece de manantiales que nacen en las montañas, en el caso de las comunidades rurales, y de pozos cavados artesanalmente en las riberas de los ríos vecinos al casco urbano.

“Ahí el agua se consume sin ningún tipo de tratamiento, por eso hay más incidencia de enfermedades gástricas, diarreas e infecciones, ahora hay instituciones que entiendo que están haciendo gestiones por aumentar las capacidades de potabilización de las aguas, pero eso avanza a otro ritmo”, señaló.

Mientras eso llega, la campaña educativa se centra en la potabilización del líquido a través de cuatro métodos artesanales: cloración, exposición de radiación de luz sola, hervirla y filtrada. El proyecto es cofinanciado por la Alcaldía de Siuna, Mined, Minsa y otros.

Privilegio de pocas familias

La situación del agua potable la conoce bien Diana Reyes Rocha, gerente de la local Empresa Municipal de Aguas Potable Sociedad Anónima (Emapsa).

Ella explicó que el municipio de Siuna se abastece de dos fuentes de agua: la microcuenca de Uly, que nace en la reserva de Biosfera de Bosawas, al noreste de Siuna, la cual es considerada fuente libre de metales pesados.

“De esa cuenca de Uly se tienen instalado un sistema de bombeo eléctrico por los cuales se está abasteciendo a una población de 1,600 viviendas”, informó. Este sistema cuenta con planta de tratamiento y un equipo de laboratorio que analiza constantemente la calidad del agua.

Una segunda fuente de agua que se utiliza es la fuente de Madriguera, es un sistema por gravedad que no dispone de equipo de tratamiento para llevarla a la población con la calidad requerida para ser consumida, pero aun así, ahorita están abasteciendo a 250 viviendas.

En total, a nivel de casco urbano, Emapsa abastece al 51 por ciento de la población urbana, porque las posibilidades instaladas solamente abarcan ese porcentaje, pero Reyes asegura que están haciendo gestiones para reactivar y ampliar el sistema de tratamiento de aguas y bombeo eléctrico y llevar más agua potable a la población.

Panorama gris

A nivel más rural, la población se abastece de aguas contaminadas por metales contaminantes derivados de la labor de minería de antaño. Cabe recordar que Siuna es la mayor de las tres comunidades conocidas como el Triángulo Minero.

Está ubicada a 318 kilómetros al norte de Managua, tiene una extensión de 3.548 kilómetros cuadrados, con una población de 83.115 habitantes, de las cuales más de 70 por ciento vive en pobreza y pobreza extrema.

En la zona de Las Minas, como se le conoce a esta parte de la RAAN, cuando se hacen muestreos de la calidad del agua en pozos y ríos, de cada diez pruebas, nueve muestran altos niveles de contaminación por desperdicios humanos, como heces fecales, pero también por concentración de metales como mercurio, arsénico y cianuro, según información del Minsa.

Según informes locales, en la zona de Las Minas, estas fuentes de agua poseen poco más del 70 por ciento de impurezas, esto de acuerdo con las muestras tomadas de pozos y ríos cercanos de Siuna, Rosita, Bonanza, Mulukukú y Prinzapolka.

Esto preocupa a las autoridades, ya que el consumo de agua contaminada afecta mortalmente a la niñez menor de cinco años. Entre las enfermedades más comunes que atienden los centros de Salud de la zona están las diarreas agudas, parasitosis intestinal, infecciones en las vías urinarias, infecciones respiratorias agudas, anemia y la desnutrición crónica que afecta al 65 por ciento de la población infantil.

Un ejemplo de contaminación

Uno de los literalmente “grandes” ejemplos de la contaminación en Siuna, estaba a unos metros de donde celebraba la feria: la laguna formada en antigua la mina. Esta cavidad en el centro de la ciudad forma un pozo de 2 mil pies de profundidad, cuyas aguas de color verde, dan la apariencia de ser una fuente pura.

Sin embargo, la concentración de metales y los químicos como el mercurio, que se utilizaron para la extracción de minerales, mantienen los altos niveles de contaminación del lugar y se piensa que también se alimente de contaminación de otras fuentes subterráneas cercanas.

La falta de agua potable en Siuna es, en cierto modo, una contradicción para la naturaleza de la zona. La RAAN, con Bosawás, es rica en fuentes de agua y apila más del 40 por ciento de todos los recursos hídricos del país, según datos del Ministerio del Ambiente.

Aun así, más del 80 por ciento de la población no tiene acceso al agua potable. De ellos, más de 45 mil niños y niñas menores de 12 años.



Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Especiales




Lo más popular



Lo más comentado

Saturnino Cerrato, el reverendo que confía en Facebook

elnuevodiario.com.ni |

El reverendo Saturnino Cerrato, presidente de las Asambleas de Dios, dijo en una entrevista a El Nuevo Diario que ha...

32 Comentarios

Los ateos tienen religión

elnuevodiario.com.ni |

Me llamó la atención el artículo publicado en El Nuevo Diario hace poco por el señor...

24 Comentarios

12 mil “profesionales” no se gradúan

elnuevodiario.com.ni |

En Nicaragua hay cerca de 12 mil universitarios que, aunque terminaron su plan de estudios, no cuentan con el...

19 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700