•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de EE.UU., Barack Obama, pronunció hoy una sentida elegía en el emotivo funeral de Beau Biden, hijo del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, que falleció hace una semana de un tumor cerebral a los 46 años.

Alrededor de mil personas se congregaron en la iglesia católica de San Antonio de Padua en Wilmington (Delaware) para dar el último adiós a Beau Biden, entre ellos algunas de las figuras políticas más destacadas de Estados Unidos.

Obama aseguró que Beau Biden, sacudido cuando apenas tenía 3 años por la muerte de su madre y su hermana en un accidente de automóvil, eligió no esconderse en su dolor y vivir en cambio "una vida de significado, una vida para los otros", aportando a su trabajo y su familia su "poderoso corazón", que logró "marcar una diferencia".

"El mundo se dio cuenta. El mundo sintió su presencia, y Beau sigue viviendo en las vidas de otros", dijo Obama, visiblemente emocionado, en un largo discurso de elegía.

Beau, cuyo nombre de pila era Joseph R. Biden III, era el hijo mayor del vicepresidente y fue fiscal general del estado de Delaware durante dos mandatos. Estaba casado y tenía dos hijos.

Obama atribuyó parte del carácter de Beau a "lo mucho que quería y admiraba a su padre", que le enseñó que "no estaba por encima ni por debajo de nadie, que todo el mundo importa".

"Beau fue una versión aún mejor (de su padre), un 'Joe 2.0.'", afirmó Obama, aunque añadió que también se aseguró de no aprovecharse del nombre de su familia para "tomar atajos" en su carrera como abogado y fiscal general, sino que insistió en presentarse a pruebas y competir con el resto de forma "justa".

Obama aseguró que su mujer Michelle y sus hijas Sasha y Malia se sienten "miembros honorarios del clan Biden", y se refirió al vicepresidente como su "hermano".

La elegía de Obama estuvo precedida por otro discurso del jefe de gabinete del Ejército, el general Raymond Odierno, que concedió de forma póstuma a Beau Biden un galardón militar, la "Legión del Mérito", por su carrera uniformada y su servicio en Irak.

También pronunciaron elegías los dos hermanos de Beau, Hunter y Ashley, el primero procedente del primer matrimonio del vicepresidente y la segunda de su actual unión con Jill Biden.

"(Beau) Fue nuestro protector, nuestro mediador, el capitán de nuestras vidas. Fue mi primer amor, y qué ejemplo tan precioso de amor me dio", dijo Ashley Biden.

"Él sostuvo muchísimas manos. Mi único privilegio con mi hermano fue que sostuvo primero mi mano", afirmó por su parte Hunter.

El funeral marcó la primera vez que un presidente o vicepresidente de EE.UU. ha tenido que enterrar a un hijo mientras aún estaba en el cargo desde 1963, cuando el vástago del entonces mandatario John F. Kennedy, Patrick, murió dos días después de su nacimiento prematuro.

El vicepresidente no habló en el funeral y se mantuvo constantemente junto a la viuda de Beau, Hallie, sus nietos Natalie y Hunter y el resto de la familia Biden, que ya lleva tres días de solemnes ceremonias en Delaware para despedir a su ser querido.

El cantante del grupo británico Coldplay, Chris Martin, cantó su canción "'Til Kingdom Come" durante el funeral, algo que se ofreció a hacer después de enterarse a través de un amigo de que a Beau Biden le gustaba la música de su banda, informó la Casa Blanca.

Entre los asistentes al funeral estuvieron el expresidente de EEUU Bill Clinton (1993-2001) y su esposa, la exsecretaria de Estado y aspirante presidencial Hillary Clinton, además de una docena de miembros del Congreso, buena parte del gabinete de Obama y la embajadora estadounidense en Japón, Caroline Kennedy.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus