•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Rafael Correa desató la molestia del sector empresarial en Ecuador con un proyecto para elevar los impuestos a las herencias, lo que sus poderosos críticos consideran como un castigo socialista al éxito económico y al patrimonio familiar.

Empresarios y políticos creen que Correa quiere castigar el éxito económico y a las empresas familiares a punta de impuestos, que no dudan de llamar “excesivos” y hasta “confiscatorios”.

“La gente no ahorra, no forja un patrimonio a lo largo de toda una vida para que el Estado vaya a apoderarse de un porcentaje importante de la misma”, dijo a la AFP Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE).

Ayer ese gremio --que reúne a más de medio centenar de cámaras productivas y empresariales-- publicó en varios periódicos un manifiesto de “total rechazo” al proyecto de ley enviado el último viernes al Congreso, donde tiene prácticamente garantizada su aprobación gracias a la mayoría oficialista.

Correa propuso gravar las herencias superiores a los 35,400 dólares de forma progresiva, es decir, que a mayor patrimonio heredado mayor impuesto. Hoy, los herederos pagan tributos progresivos a partir de los 68,800 dólares que legan.

Con la nueva reforma, un heredero directo --hijo, padre o nieto-- pagará un “impuesto promedio” del 21.7% sobre un legado de 566,400 dólares, explicó Correa. La iniciativa prevé, además, que los beneficiarios indirectos tributarán una tasa superior, de acuerdo con una tabla de porcentajes planteada por el gobierno. 

Aspiazu, de su lado, cree que la iniciativa es un mensaje negativo para las familias que --según él-- son propietarias de 50,000 de las 60,000 empresas que están registradas en Ecuador.
       

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus