•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional elevó este lunes a 3,1% su previsión de crecimiento para España en 2015, al tiempo que señalaba la baja productividad de sus Pymes y llamaba al país a seguir reformando su mercado laboral.

El FMI prevé un alza del Producto Interior Bruto (PIB) español del 3,1% este año y del 2,5% en 2016, según las conclusiones preliminares de su informe anual sobre España, presentadas en Madrid. El organismo preveía hasta ahora un crecimiento de la economía española de 2,5% en 2015 y de 2% el próximo año.

Gracias a la demanda interna y a factores externos favorables como la caída del precio del petróleo y el retroceso del euro frente al dólar, "la recuperación económica y la creación de empleo se han acelerado, pero el desempleo sigue siendo alto", resume el FMI en un comunicado de prensa.

La cuarta economía de la Eurozona retomó el crecimiento en 2014, con un aumento del 1,4% de su PIB, tras cinco años de recesión o estancamiento marcados por un fuerte aumento de la tasa de desempleo.

La desocupación, que afectaba a un 8,57% de la población activa en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria española, rozaba el 24% en el primer trimestre de este año.

"Cerca de medio millón de nuevos puestos de trabajo han sido creados desde mediados de 2014. Aún así, 5 millones de españoles, muchos de ellos jóvenes, siguen en paro", subraya el FMI.

Para permitirles abrirse más fácilmente camino en el mundo del trabajo, el FMI aboga por una mayor flexibilidad en el mercado laboral, más allá de la ya aplicada por el gobierno conservador de Mariano Rajoy desde su llegada al poder a finales de 2011.

El FMI defiende "la introducción de un contrato único" y la reducción de los costes de despido entre los empleados con contrato fijo y los que tienen contratos temporales.

En opinión del organismo internacional con sede en Washington, las reformas del mercado laboral español aplicadas en 2012, que se tradujeron por una reducción de las indemnizaciones por despido y una moderación salarial, permitieron a la economía española volver a la senda del crecimiento. Y deben proseguir.

Es sin embargo poco probable que el gobierno español adopte nuevas e impopulares medidas antes de las elecciones legislativas de finales de año.

El FMI señala también la baja competitividad de las empresas españolas, en su inmensa mayoría pequeñas y medianas empresas (Pymes). "Las empresas españolas tienden a ser más pequeñas, menos productivas y menos orientadas a la exportación que las de sus pares europeos", subraya.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus