•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los dirigentes del G7 amenazaron ayer con endurecer las sanciones a Rusia por su papel en el conflicto ucraniano, y formularon objetivos ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, al concluir una cumbre de dos días en Alemania.

La canciller alemana Angela Merkel, anfitriona de la reunión en el castillo de Elmau, en los Alpes bávaros (sur), destacó también la urgencia de cerrar con un acuerdo las negociaciones entre Grecia, al borde de la asfixia financiera, y sus acreedores de la UE y el FMI.

Los jefes de Estado y de gobierno del foro (Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá) vincularon el mantenimiento de las sanciones a Rusia a “la aplicación integral de los acuerdos de Minsk”, que prevén un alto el fuego en Ucrania, y “al respeto de la soberanía” de Kiev.

Dichas sanciones, indicaron en el comunicado final, “podrán levantarse cuando Rusia cumpla con estos compromisos”.

“No obstante, estamos dispuestos a tomar otras medidas restrictivas para aumentar el coste para Rusia, si sus acciones lo hacen necesario”, advirtieron.

Amenazas a Putin

Los dirigentes del G7 formularon su amenaza contra el presidente ruso Vladimir Putin, excluido de este foro desde la anexión de Crimea el año pasado, en pleno recrudecimiento del conflicto en el este de Ucrania.

Las autoridades de Kiev afirmaron este mismo lunes que se enfrentan a una fuerza de más de 42.000 hombres, apoyada por medio millar de tanques en el este del país, escenario desde abril de 2014 de un conflicto entre el poder central y una rebelión separatista prorrusa.

“El conflicto en el este de Ucrania sólo puede tener una solución política, cimentada en los acuerdos de Minsk”, insistió Merkel.

Putin “debe decidir”, dijo el presidente estadounidense, Barack Obama.

“¿Debe seguir llevando su economía al naufragio y aislar a Rusia (...) para recuperar la gloria del imperio soviético o reconoce que la grandeza de Rusia no descansa en la violación” del territorio de otros países?, se preguntó Obama.

El clima   

A seis meses de la cumbre del clima de París, los países del G7 estimaron “necesaria” una “disminución importante de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero” a lo largo del siglo XXI.

Los líderes de las siete mayores potencias económicas abogaron por un objetivo mundial consistente en reducir de aquí a 2050 las emisiones entre un 40 y un 70%, en comparación con los niveles de 2010.

Igualmente, se comprometieron a asumir su parte de responsabilidad “para lograr una economía mundial sobria en carbono a largo plazo”.

El presidente norteamericano Barack Obama dijo que se ha avanzado de cara a un “sólido acuerdo” sobre sobre el clima en la conferencia de París. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus