elnuevodiario.com.ni
  •   Brusela, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La situación política en Venezuela dividió este martes a los países de la Celac y de la Unión Europea en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores, la víspera de la cumbre birregional de este bloque de 61 países.

“Hemos conversado, hubo una evidente preocupación” de la UE como de las delegaciones de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y del Caribe, dijo el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, cuyo país preside la Celac, en conferencia de prensa junto con la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini.

“Pero también hubo un espacio de solidaridad para que Venezuela salga adelante de algunos momentos de crisis que ha vivido (...) así como para que no haya decisiones unilaterales de países que puedan afectar extraterritorialmente” a Venezuela, agregó.

DECLARACIÓN FINAL

La Celac propuso un párrafo en la declaración final, que será llevada a la cumbre, de condena y rechazo a las declaraciones de Estados Unidos, que calificó a Venezuela como una “amenaza” a su seguridad.

“Son temas que hemos venido discutiendo entre las dos regiones y que seguramente se verán reflejados en el documento final”, señaló Patiño.

Aunque esta posibilidad tiene escaso chance de ser aceptada por la UE, que ya expresó en varias oportunidades la “preocupación” por la situación política en ese país, así como por los líderes de la oposición detenidos.

El Parlamento Europeo aprobó numerosas resoluciones de condena al gobierno de Nicolás Maduro, todas impulsadas por los eurodiputados españoles del Partido Popular, en el poder en España. Entre los Estados miembros, España mantiene ríspidas relaciones con el gobierno venezolano.

“Quizás no podemos usar las mismas palabras, pero hay un espíritu común para tratar estos temas”, añadió Patiño citando el caso de Venezuela, pero también del embargo “injusto” a Cuba o de la elaboración de un marco jurídico para regular los procesos de reestructuración de deuda soberana, que la Celac propone que se incluyan en la declaración final.

“Tenemos diferencias, no solo entre nosotros sino también entre nuestras regiones, esto es la fuerza de las democracias y la diferencia dentro de la unidad”, aseveró por su parte la jefa de la diplomacia europea.

Hasta ayer por la noche en Bruselas, las dos partes seguían negociando los términos de la declaración.

La reunión de ministros fue también la ocasión de evocar los otros temas del texto final. La lucha contra el cambio climático, de cara a la conferencia de París de fin de año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus