•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco pidió este miércoles al presidente ruso Vladimir Putin un "esfuerzo sincero" por la paz y reclamó a todas las partes involucradas en el conflicto de Ucrania la aplicación de los acuerdos de Minsk para lograr la paz en ese país.

El pontífice le hizo este pedido a Putin en el encuentro privado, de 50 minutos, que mantuvieron en la biblioteca privada del papa en el Vaticano.

"El Santo Padre le dijo que hay que comprometerse con un esfuerzo importante y sincero para obtener la paz. Los dos reconocieron (...) también que las partes se deben comprometer con los acuerdos de Minsk" para lograr la pacificación de Ucrania, informó en una nota oficial el Vaticano.

El papa y Putin estuvieron también de acuerdo sobre la necesidad de "garantizar la vida" en Medio Oriente, sobre todo en Siria e Irak, a todos los sectores de la sociedad, "inclusive a las minorías religiosas y a los cristianos", sostiene el comunicado.

Al término del encuentro, durante el tradicional intercambio de regalos, el papa le regaló a Putin un medallón en bronce que representa el "Angel de la paz", el ángel que "gana todas las guerras" y que es "solidario con todos los pueblos", le dijo, según informaron los periodistas presentes.

Francisco mostró sus dotes diplomáticas al recibir a Putin, aislado a nivel internacional, acusado, aunque lo niega, de apoyar y armar a los separatistas prorrusos contra el ejército ucraniano, un conflicto que ha causado más de 6.400 muertos desde que estalló en abril de 2014.

Se trata de la segunda vez en dos años de pontificado que el papa recibe al líder ruso en el palacio apostólico.

"El papa quiere mostrar que la Iglesia católica no se pronuncia a favor de una parte o de la otra, que no es ni firme ni blanda, que está por encima de las dinámicas internacionales", explicó el historiador italiano Alberto Melloni, experto en Vaticano.

La Santa Sede ha mantenido una actitud muy prudente en este conflicto, que le ha valido duras críticas de los católicos en Kiev por no haber condenado de forma abierta la política rusa en Ucrania.

Putin pide eliminar las sanciones

Putin inició este miércoles su viaje relámpago a Italia y el Vaticano con una visita a la Exposición Universal de Milán (norte de Italia) junto al jefe de gobierno italiano Matteo Renzi.

Durante su breve estadía en Italia, Putin criticó duramente las sanciones económicas contra su país y pidió que sean "eliminadas o modificadas".

Ante una sala llena de importantes empresarios con intereses en Rusia, el influyente dirigente ruso advirtió que la anulación de acuerdos y proyectos entre Italia y Rusia han implicado la pérdida de mil millones de euros.

Italia es el cuarto socio comercial de Rusia y ha firmado una serie de contratos en el sector tecnológico y militar que no han podido arrancar.

Putin llegó con más de una hora de retraso a la cita con el papa, algo inusual, debido a que acumuló atrasos durante su permanencia en Milán (norte).

El primer ministro italiano también defendió ante el líder ruso la "total" aplicación de los acuerdos de paz de Minsk2 para Ucrania.

"Son la brújula, el punto de referencia, la estrella polar", explicó.

Los acuerdos de Minsk 2, firmados el 12 de febrero, prevén un alto el fuego y han permitido una relativa calma, si bien los combates se han recrudecido en estos últimos días y han causado varias víctimas en el este de Ucrania.

"Es la única divergencia que tenemos. En todos los otros temas podemos hacer una evaluación o tener un parecer diferente, pero al final la convergencia es profunda", aseguró Renzi.

Al término de la jornada, Putin se reunió en el aeropuerto romano de Fiumicino con su viejo amigo, el exjefe de gobierno y multimillonario Silvio Berlusconi, en el único gesto en que se le vio sonriente y relajado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus