•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sellaron este jueves su compromiso en la lucha contra el cambio climático, al cierre de una cumbre en la que coincidieron en pedir el fin del embargo a Cuba y se mostraron divididas respecto a Venezuela.

“Insistentemente se trató el tema del cambio climático (...) Todos acogimos la propuesta de que en diciembre en París tenemos que llegar a acuerdos vinculantes”, dijo el presidente pro témpore de la Celac, el ecuatoriano Rafael Correa, en referencia a la cumbre climática de la ONU (COP21).

“Pronto será un problema para todos, de supervivencia para la propia humanidad”, aseguró Correa al cierre de esta cumbre que recibió durante dos días a 61 países de la UE y la Celac.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, agregó que “juntos podemos tener un impacto global en las negociaciones sobre el clima”

América Latina y las islas del Caribe es una de las regiones más expuestas al calentamiento y el presidente colombiano Juan Manuel Santos recordó que el fenómeno El Niño, que corre el riesgo de agravarse en el segundo semestre del año, “tiene mucho que ver con el calentamiento climático”.

VENEZUELA, LA DISCORDIA

En el frente político, los dos días de conversaciones estuvieron marcados por Cuba y Venezuela.

En la declaración final, los países pidieron el fin del embargo de Estados Unidos a la isla comunista, aunque se mostraron divididos sobre las sanciones de Washington a Venezuela.

Los latinoamericanos, entre ellos la presidenta brasileña Dilma Rousseff y Correa, cerraron filas en torno al gobierno del presidente Nicolás Maduro y reclamaron la derogación del decreto que define a Venezuela como una amenaza para Estados Unidos.

Los europeos, no obstante, que han mostrado su preocupación por el encarcelamiento de políticos opositores en ese país y que consideran una política de violación de los derechos humanos, se opusieron a unirse al llamamiento.

Finalmente, tras intensos debates entre bambalinas, ambos bloques acordaron mencionar en la declaración final las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, recordando la condena de la Celac, de la que los europeos solo “toman nota”.

¿Y EL MERCOSUR?

Al margen de esta cumbre, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, mantuvo una reunión ministerial con cuatro países del Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay) para tratar de dar un nuevo impulso a las negociaciones para un TLC.

Si bien la comisaria reconoció que el bloque “no está listo” para intercambiar ofertas, ambas partes se fijaron el objetivo de hacerlo antes de fin de año.

Las negociaciones comerciales entre la UE y el Mercosur se reanudaron en 2010 tras seis años de suspensión.

Pero ambos bloques no intercambiaron como tenían previsto sus ofertas arancelarias el año pasado, dejando de nuevo en punto muerto las tratativas y, ahora, Brasil encabeza los esfuerzos para relanzarlas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus