•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La oleada migratoria que generó una crisis humanitaria el año pasado en la frontera sur de Estados Unidos no ha cesado, pero se ha trasladado al sur de México, afirma un estudio divulgado este jueves por el grupo Washington Office on Latin America (WOLA).

De acuerdo con los expertos de ese centro de análisis, en los siete primeros meses del año fiscal 2015 (octubre 2014 a abril 2015) México ya arrestó más ciudadanos centroamericanos que el propio Estados Unidos, dejando en evidencia que el país actúa como barrera de contención a la oleada migratoria.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM) de México y de la estadounidense Protección de Fronteras (CBP), en ese período Estados Unidos detuvo a 70,440 centroamericanos cuando trataban de ingresar al país, pero México arrestó 92,889 personas en la misma situación.

De acuerdo con WOLA, entre octubre de 2013 y abril de 2014 Estados Unidos había detenido a 162,751 personas al tratar de ingresar clandestinamente al país, aunque México hizo lo mismo con apenas 49,893 migrantes.

“Estos números son chocantes”, expresó Adam Isacson, uno de los expertos de WOLA. “Muestran que la oleada migratoria realmente no ha terminado. Un número enorme de centroamericanos aún busca emigrar, pero ahora son capturados en México y no en Estados Unidos”, apuntó.

Para Isacson, “esto significa que es hoy tan urgente como era el año pasado atender al cuadro de violencia y pobreza que empuja a los centroamericanos a emigrar”.

En la visión de Maureen Meyer, otra experta de WOLA, “Estados Unidos ha desplazado el problema a México, y México adoptó el rol de deportador”.

Diversos estudios señalan como factores de la oleada migratoria la agudización de la violencia urbana generalizada y la carencia de empleos estables.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus