•   Dallas, Texas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Francotiradores de la policía abatieron al sospechoso que atacó la madrugada del sábado el cuartel general de la policía de Dallas (Texas, centro-sur), confirmó el jefe de policía de la ciudad, David Brown.

La policía de Dallas indicó a través de un mensaje en Twitter que el sospechoso estaba muerto.

El sospechoso, que se presentó como James Boulware y actuó desde una camioneta blindada, literalmente sembró de balas la sede de la policía de Dallas con armas automáticas, según las primeras informaciones dadas por la policía.

Tras una persecución, el hombre fue cercado y su vehículo inmovilizado por francotiradores que dispararon contra el sospechoso, dijo Brown.

No se divulgaron detalles de las circunstancias exactas de la muerte del sospechoso, pero a la Policía le tomó largas horas constatar si había resultado muerto dentro de su camioneta.

La Policía no ha confirmado la identidad del hombre a la espera de que un médico forense pueda examinar el cuerpo.

La Policía estima que se trata de un asaltante solitario, aunque algunos testigos creyeron haber visto varios atacantes.

"Lo que pensamos es que el sospechoso disparó desde varios lugares diferentes contra el cuartel general, y que los testigos pudieron ver al mismo sospechoso desde diferentes ángulos", declaró el jefe de Policía.

- Ataque cuidadosamente preparado -

El ataque fue cuidadosamente preparado. El sospechoso también dejó una bolsa en el estacionamiento de la sede que contenía varios artefactos explosivos. Una de las bombas explotó cuando un robot, manipulado a control remoto por los artificieros, se acercó.

Ningún oficial de policía resultó herido en el tiroteo ni en la explosión, dijo Brown.

"Creo que fuimos bendecidos para que nuestros oficiales sobrevivieran a esta experiencia", comentó David Brown. Hay agujeros de bala en los patrulleros en los que había agentes sentados. Hay agujeros de bala en la sala de recepción, donde había policías (...). Hay agujeros de bala en el frente de la sede (...), el segundo piso tiene agujeros de bala, el mostrador de información tiene agujeros de bala por todas partes", agregó.

Brown dijo que creía que el atacante "tenía el propósito de matar a policías y se tomó el tiempo de disparar varias veces su arma".

- Móviles inciertos -

Las razones del ataque siguen siendo inciertas.

"El sospechoso dijo a nuestro negociador que le sacamos a su hijo y que lo acusamos de ser un terrorista, y que nos va a hacer volar a todos. Luego cortó la comunicación", explicó el jefe de policía, que descartó que el ataque fuera un acto terrorista.

"En este momento, no tenemos ningún vínculo entre terrorismo y este individuo", agregó, precisando que sus servicios trabajaban estrechamente con el FBI, la Policía Federal.

"Desde el principio hemos estado coordinando con el FBI para asegurarnos de que, si hubiese nexos con el terrorismo, tendríamos rápidamente la información", afirmó Brown.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus