•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, salió hoy muy "complacido" de su reunión con el papa en el Vaticano, pues Francisco le dijo estar "dispuesto a desempeñar el papel que sea necesario para poner fin al único y más viejo conflicto de Latinoamérica".

Santos venía a hablar de paz y de las negociaciones con la guerrilla que están en un momento delicado tras los últimos ataques y buscaba la "iluminación y la ayuda" del pontífice en este asunto. Así lo explicó a los periodistas tras su salida de una audiencia breve de 20 minutos, pero en la que hablaron "con franqueza y sinceridad" y en la que el papa Francisco le confesó "que es el mandatario por el que más reza" para que saque adelante el proceso de paz. Y es que el papa comenzó el coloquio privado con la frase: "usted es la persona por la que más he rezado, mucho, mucho, por el proceso de paz". A lo que el presidente Santos le contestó: "a eso he venido, a pedir su ayuda". Aunque Santos afirmó que el papa dijo estar "disponible" e interesado" a colaborar en el proceso, sobre la posibilidad de una mediación, de la Iglesia o del papa, fue prudente y añadió que aunque se "habló de posibilidades, eso tendría que ser algo que saliera de ambas partes". También Francisco afirmó que adelantaría su visita a Colombia, para la que aún no hay fecha, si se consigue alcanzar la paz, según declaró Santos. Este señaló que durante la reunión también se habló de las víctimas del conflicto. "Hablamos de las víctimas y cómo Colombia es el primer país que pone a las víctimas en el centro de la solución de un conflicto y hablamos de cómo podíamos respetar sus derechos y buscar esa forma de justicia y al mismo tiempo lograr la paz", agregó. Al respecto, según las palabras del mandatario colombiano, Francisco dijo: "Lo que pueda hacer yo personalmente y la Iglesia cuente con nosotros, le apoyamos si necesita que tengamos un papel, estamos dispuestos a hacerlo". Santos también desveló cómo el papa le pidió que no "bajase la guardia" y le exhortó "a la necesidad de reconciliar a los colombianos y de tener un país en paz y donde se aprenda a perdonar". El Vaticano confirmó que entre los temas tratados se habló de "el estado del proceso de paz y la reconciliación en marcha en el país, así como la complejidad de las negociaciones y las perspectivas que llegarían si se consigue llegar a un acuerdo de paz". Asimismo, agregó el Vaticano, se intercambiaron opiniones sobre la situación política y social en Latinoamérica, con atención a los esfuerzos para promover la estabilidad en los países del área. Durante el tradicional intercambio de regalos, el mandatario colombiano entregó al papa una vajilla de cerámica pintada a mano procedente de la localidad de El Carmen de Viboral (Antioquia) y le dijo que así podría comer con ella con los cardenales que forman el llamado "C9" y le ayudan a reformar la Curia. El pontífice le regaló al presidente colombiano un medallón de San Martín de Tours y le explicó que le gusta regalar ese medallón de San Martín a los gobernantes "porque les recuerda que tienen que abrazar a los pobres". Santos explicó a Jorge Bergoglio que "en estos cuatro años Colombia ha sido el país donde más ha bajado la pobreza de toda Latinoamérica". Junto al presidente colombiano acudieron a la audiencia en el Vaticano su hijo, Martín Santos, la canciller María Ángela Holguín, la ministra consejera de Comunicación, Pilar Calderón, y el nuevo embajador ante el Vaticano, Guillermo León Escobar Herrán. Uno de los miembros de la delegación colombiana llevaba una banderita de Colombia con una paloma de la paz, que habitualmente está sobre el escritorio del presidente colombiano y que recibió la bendición del papa. Santos también se reunió tras la audiencia con el papa con el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, y partió inmediatamente con destino a Oslo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus