•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de 664,000 jóvenes indocumentados que viven en EE.UU. consiguieron frenar su deportación mediante el programa de Acción Diferida (DACA), promulgado por el presidente del país norteamericano, Barack Obama, y que ayer cumplió tres años.

Un total de 664,607 jóvenes indocumentados, que llegaron al país siendo niños y a los que se conoce como “dreamers” (soñadores), consiguieron frenar su deportación gracias al alivio migratorio en los últimos tres años, según datos de la Oficina de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Desde el anuncio del programa, el 15 de junio de 2012, la USCIS ha recibido 794,501 solicitudes, de las que ha denegado 43,375 y no se ha posicionado sobre 40,807, según datos de esa agencia gubernamental encargada de supervisar la inmigración legal.

El tercer aniversario del programa DACA llega en un momento de gran incertidumbre en EE.UU., después de que la Justicia bloquease de forma temporal las acciones ejecutivas que el pasado 20 de noviembre anunció Obama ante la falta de acción en el Congreso para sacar adelante una reforma migratoria integral.

Ampliar programa

Estas medidas dependen ahora de una corte de apelaciones de Nueva Orleans (Luisiana), que el próximo 6 de julio estudiará si levanta o no el bloqueo temporal que pesa sobre el alivio migratorio y que dictó en febrero el juez federal de Texas, Andrew Hanen, a petición de una coalición de 26 Estados, en su mayoría republicanos.

Con sus medidas, Obama pretendía frenar la deportación de los padres de ciudadanos estadounidenses o hijos con estatus permanente mediante un nuevo programa, bautizado como Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA).

Además, el mandatario quería ampliar el programa de DACA, de forma que los jóvenes indocumentados pudieran acogerse al alivio migratorio por un período de tres años, en vez de por dos, como hasta ahora.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus